Menu

¿Buscas un socio? Encuentra al indicado para tu empresa

¿Buscas un socio? Encuentra al indicado para tu empresa

Formar una sociedad es una manera a través de la cual muchos empresarios tienen la oportunidad de concretar con éxito su negocio.

Además de contar con alguien para compartir buenas ideas y llevar en equipo las gestiones propias del emprendimiento, una ventaja importante es que se reparte entre dos o más el aporte de capital, lo que representa un menor riesgo para cada una de las partes.

Desde otro punto de vista, también aumentan las posibilidades de innovación y creatividad, puesto que varias personas tienen más ideas que una sola; otro punto a favor es que comparten el desgaste y el estrés que se presenten en el camino.

No obstante, es importante considerar que no todo es miel sobre hojuelas, pues así como se reparten la inversión, actividades, aciertos y desaciertos que implican crear o madurar una empresa, los rendimientos y utilidades se dividirán de igual manera. Por otro lado, lograr acuerdos y tomar decisiones deberá hacerse entre todos los socios, lo cual puede ocasionar conflictos.

Para lograr lo anterior y que haya un beneficio para la organización, resulta primordial visualizar las competencias que tiene cada integrante de la sociedad y destacar su desarrollo en las fortalezas individuales, privilegiando su desempeño en las áreas donde tienen mayores capacidades.

¿Cómo llevar una sociedad por buen camino?

Para elegir un socio, es recomendable evaluar algunos aspectos básicos:

  • La persona que estés buscando debe tener experiencia en los negocios, ya sea administrando o como empresario.
  • Debe prevalecer la libertad para dialogar en confianza con esa persona, es decir, debe existir “química” entre ambos, por lo cual deben conocerse, hasta donde sea posible, las virtudes y los defectos de cada uno.
  • La persona elegida deberá comprometerse con el trabajo y ser capaz de entregar lo mejor de sí en todo momento.
  • Uno de los errores más comunes es elegir un socio, ya sea por su disponibilidad de capital, por amistad o por relaciones familiares. Es importante priorizar su capacidad de trabajo y compatibilidad.

Una vez seleccionada la persona que compartirá el negocio, el segundo desafío consiste en hacer que funcione con éxito, ya que muchas sociedades con el tiempo se desintegran por diversos factores.

Algunas recomendaciones que te pueden ser útiles son:

  • Definir desde un inicio los roles y responsabilidades de cada uno. Es aconsejable dejar por escrito y claramente especificadas las tareas de cada socio, así como los cargos que tendrán dentro del negocio, un abogado deberá certificar esta información para que sea legal.
  • Elaborar una planificación detallada del negocio que incluya algunos aspectos como definir claramente sus productos o servicios, su mercado objetivo, aspectos que los hacen diferentes de la competencia y orientación al cliente, entre otros.
  • Perseverancia, confianza, tolerancia y enfoque a las necesidades del mercado, son las claves para que la relación mercantil perdure.

Aunque nada es garantía, los consejos anteriores pueden ayudarte a que la sociedad dure y todo marche correctamente. Es un hecho que en la vida las cosas se hacen mejor trabajando en equipo, esta verdad definitivamente también aplica en el mundo empresarial, por lo que las probabilidades de desempeñarse con éxito, serán mayores.

Siempre acompañándote en tus decisiones.

Prevento Agente de Seguros S.A. de C.V.

Fuentes consultadas:
Blog Emprendedor