Menu

Cómo negociar un mejor sueldo

Cómo negociar un mejor sueldo

Si estás pensando en hablar con tu jefe para solicitar un aumento de sueldo, la siguiente información te resultará útil.

Una publicación de Occeducacion.com informa que, en un estudio realizado por la consultora “Accenture”, que encuestó a más de 3 mil empleados de 29 países, en 2011 sólo el 44% de las mujeres y el 48% de los hombres solicitaron un aumento. La buena noticia es que de las personas que se arriesgaron 85% obtuvo algo.

Respecto a promociones la cifra fue aún más baja: sólo 28% de las mujeres y 37% de los hombres solicitaron en sus empresas un puesto de mayor responsabilidad. Un 42% de las personas consiguió la promoción esperada.

Estas cifras demuestran que es necesario atreverse a hablar y expresar nuestras aspiraciones, si no lo hacemos, puede que esa oportunidad que esperamos nunca llegue. Así que la recomendación es ponerse las pilas y elaborar un plan de acción para aprovechar las oportunidades en nuestro trabajo.

Los expertos recomiendan que, al ser un tema sensible, el asunto debe abordarse con delicadeza. La clave está en la preparación y la forma de expresarse. Por otro lado, un aumento de sueldo es siempre el resultado resultado siempre de las consecuencias de efectos medibles, por lo que considerar los siguientes puntos te orientará:

  1. Básate en tus resultados. Uno de los principales errores que se cometen al pedir un aumento es no presentar los resultados cuantitativos que justifiquen esa acción. Dichos datos se refieren al cumplimiento de tus objetivos medibles, estipulados por la empresa y área correspondiente.
  2. Identifica tu valor agregado. Para ofrecer un incremento de sueldo se da prioridad a los colaboradores que se preocupan por dar un valor agregado a la empresa, es decir, aquellos que continuamente buscan capacitarse y superar las expectativas de productividad.
  3. Escoge el momento adecuado. Al solicitar la reunión para pedir un aumento, tienes que ser sensible acerca de la situación económica por la que atraviesa la empresa, así como del estado de ánimo en que se encuentra tu jefe. No realices la petición bajo momentos de presión; planéalo con antelación para que ambas partes estén en la misma línea.
  4. Presenta de forma clara. Pedir un aumento es como vender un proyecto. Antes del día de la reunión, ten un plan de acción y no te desvíes de él; asegúrate de que incluya tus logros y tus cualidades más importantes.
  5. Enfócate en ti. Al momento de solicitar el aumento, no te compares con otros colaboradores de la empresa que perciben un mejor sueldo ni con casos pasados o similares. Mantén el enfoque en tu desempeño.
  6. Acércate a tu jefe directo. Los aumentos no son un tema fácil, por lo que siempre se debe de tratar con el jefe directo, quien mejor conoce la calidad de tu trabajo, no con el encargado de nómina o contabilidad. De igual forma, asegúrate de no ignorar la jerarquía organizacional al acudir inicialmente con el director general.
  7. ¿Qué pasa si te dicen que no? Si luego de exponer los motivos para pedir un aumento de sueldo recibes una respuesta negativa, es importante preguntar las razones. Existen motivos válidos por los que no se pueden conceder incrementos de sueldo; en este caso sugiere otro tipo de beneficios que te gustaría obtener o establece una fecha para consultar de nuevo la solicitud. Si no se otorga el aumento por un tema de desempeño, asegúrate de que queden claras tus áreas de oportunidad, para que así optimices y mejores tu calidad de trabajo en un tiempo establecido.

De acuerdo a lo anterior, es importante que antes de ingresar a un nuevo trabajo, consultes con el área de recursos humanos sobre los planes de carrera en la organización, así como su esquema de compensaciones. De esta forma, desde un principio tendrás claro cómo llegar a tus metas.

En Prevento trabajamos para estar cerca de ti en todo momento.

Prevento Agente de Seguros S.A. de C.V.

Fuente consultada: Revista Forbes junio 2014