Menu

¿Cuándo es conveniente despedir a un empleado?

¿Cuándo es conveniente despedir a un empleado?

Prescindir de alguno de tus empleados siempre será tema complicado… ¿pueden tu empresa y el resto de tus colaboradores enfrentarlo?, ¿es buena idea? te ayudamos a resolverlo.

El capital humano es uno de los activos más valiosos en la empresa sin embargo en México, es también uno de los menos considerados. La mayoría de las empresas en nuestro país vive la filosofía “nadie es indispensable” y si bien las compañías salen adelante sin importar la presencia o ausencia de los colaboradores, invertir en su crecimiento profesional, actualizaciones, cursos, conocimiento del puesto, etc., es una inversión a corto, mediano y largo plazo.

Hablando de dejar de utilizar los servicios de una persona que por cierto tiempo estuvo laborando en la empresa, habría que evaluar si conviene a futuro, “deshacernos” de sus habilidades.

· Liquidación. Lo primero y más importante. Despedir implica también un gasto, cuando uno despide a las personas debe pagar conforme a la ley, 3 meses de sueldo a partir del primer año que comenzó a laborar. Si por ejemplo, lleva poco más de 5 años, sin duda se irá bien liquidado pero ¿qué pasa con el negocio?, ¿se verá afectado en números?, ¿se puede costear?

· Timing. El momento debe ser el adecuado para no afectar la productividad ni el ánimo de los demás, recuerda que una empresa es como un reloj, los colaboradores son los engranes y algunos verán reprobable tu decisión. Procura que no sea en épocas decembrinas por aquello del espíritu navideño ni en un momento en que a tu colaborador le cueste mucho trabajo colocarse.

· Reconocimiento. Elabora un plan con una liquidación económica justa y ve más allá; si el despido es por razón económica, recomiéndalo bien, dale un reconocimiento, motívalo y no ocultes que es buen empleado. E incluso si no funcionó, no lo hagas sentir mal, dile que encontrará algo más acorde a su perfil, que no es que haga mal el trabajo pero buscan objetivos diferentes, sonríe y agradece su tiempo invertido en tu empresa.

· Humildad. ¿Cuántas veces hemos escuchado de conocidos o compañeros despedidos de manera déspota, inhumana o que lo escoltaron para que sacara sus cosas aún cuando no hizo nada malo? Como líderes debemos tener tacto para realizar este tipo de acciones.

En resumen, el momento adecuado persé no existe, pero puedes considerarlo así:

  • Falta de presupuesto para pagar los sueldos
  • Momento del año
  • Alcance de objetivos
  • Momento de la empresa (está por crecer, mudarse, cambiar por completo de directivos, etc.).

Sea cual sea el motivo, la ACTITUD positiva es la mejor herramienta para llevar a cabo este paso de forma amable hacia la persona. Valora a tus elementos y respeta su estancia en tu empresa, incluso el cierre de ciclos es parte importante. Déjanos asesorarte para tomar las decisiones correctas y encontrar el momento y el modo exacto para afectar lo menos posible a tu patrimonio y a tu gente.