Menu

México ocupa los primeros lugares de América Latina en el desarrollo de Startups Fintech

México ocupa los primeros lugares de América Latina en el desarrollo de Startups Fintech

La palabra Startup es un concepto ligado a los negocios en la era digital, y en el mundo empresarial, también define una medida de tiempo.

Eduardo Morelos, director de Startupbootcamp Fintech México, define esta palabra como: “una gran empresa en su etapa temprana; a diferencia de una PyME, la Startup se basa en un negocio que será escalable más rápida y fácilmente, haciendo uso de tecnologías digitales”.

Como su nombre lo indica, el término solamente aplica cuando el proyecto está en el arranque. Una vez que haya crecido dejará de llamarse así. Los principales gigantes tecnológicos como Facebook, Google, Airbnb o Uber iniciaron como tales, sin embargo en la actualidad ya no se podrían considerar en dicho rubro.

De acuerdo con lo anterior, la primera característica que identifica a una Startup es que es un negocio en su etapa inicial.

El segundo aspecto fundamental es la escalabilidad, es decir, el crecimiento potencial de la empresa. Para lograr esta característica se debe integrar tecnología que permita distribuir el producto de manera exponencial.

La tercera cualidad que define a un negocio de este tipo es el crecimiento exponencial, ya que este no se basa en una venta de tipo lineal, sino que debe tener la capacidad de adquirir consumidores a pasos agigantados con medios de distribución que le permita llegar a un número mayor de usuarios y clientes.

Los ingresos crecen mucho más rápido que los gastos de la compañía y esto normalmente se logra a través de la tecnología.

En resumen: temporalidad, escalabilidad y crecimiento exponencial, definen a este tipo de emprendimiento, el cual actualmente ocupa el mayor interés de los inversionistas.

¿Qué sucede en América Latina?

De acuerdo con cifras publicadas en mayo de 2018 por Finnovista, organización dedicada al impulso y desarrollo de empresas de tecnología, en América Latina los países con mayor número de Startups son Brasil, México y Colombia.

Según este estudio, México y Brasil se han disputado el liderazgo en los últimos 18 meses, colocándose hoy Brasil a la cabeza con el mayor ecosistema Fintech con 377 negocios de este tipo, México en segundo lugar con 280 y en tercer lugar Colombia, con 124.

Al comparar el crecimiento anualizado de los países que tienen presencia importante en este sector, observamos que Brasil, México, Colombia y Argentina, crecen de forma similar en torno al 50%.

Vale la pena mencionar que no en todos los países latinoamericanos el impulso es similar, un ejemplo es Chile, donde el sector Fintech sólo creció un 22%.

Específicamente en el caso de nuestro país, se ha puesto especial atención a estos proyectos desde 2011 cuando se crearon las primeras aceleradoras y apoyos directos a Startups tecnológicas. De esta forma, fondos de capital privado apoyan estos negocios logrando que este sector aumente y se consolide.

En 2016, el estudio “Startup América Latina 2016: Construyendo un futuro innovador”, realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), determinó que México es el país que más apoya estas iniciativas dentro de las naciones que conforman la Alianza del Pacífico, donde el concepto Fintech es en el que hay mayor impulso desde los diversos sectores involucrados.

Financieras, bancos, aseguradoras, sociedades de pago y otras instituciones, se alinean cada vez más con este nicho buscando formas de colaborar, al mismo tiempo que los reguladores establecen nuevas normas para estas nuevas entidades (Ley Fintech).

¿Eres emprendedor Fintech? Esto te interesa:

Eduardo Morelos sugiere que independientemente del tipo de negocio y de las formas de inversión que se busquen, es fundamental no perder de vista tres elementos para que el proyecto funcione y no se quede en la triste estadística que demuestra que el 75% de los emprendimientos en México fracasan antes del segundo año:

  1. Identifica el problema y cásate con él. Una empresa de este tipo está llamada a resolver un problema y entender toda la filosofía en torno al mismo. “Algo que vemos muy seguido es que las Startups se aferran a la solución más que al problema. Enfocarse en el problema permite ser más flexible y adaptar el producto a los usuarios y al mercado”.
  2. Arma tu equipo. Los emprendimientos de este tipo requieren de personas que se complementen entre sí. Hay personalidades efectivas para la estrategia de negocio, otras para levantar capital y otras para ejecutar y realizar ventas. Necesitas a cada una de éstas, además de otro tipo de habilidades que requiera tu negocio en específico.
  3. Sal de la caja: para que tu negocio crezca, pero sobre todo, para reconocer tu público objetivo, es importante el contacto frecuente con los clientes potenciales, entender lo que buscan y cuáles son sus expectativas. Y, principalmente, saber cómo resuelven actualmente el tipo de problemas que tu Startup pretende atacar.

En Prevento, al igual que tú, apostamos por el emprendimiento y nuevas formas de hacer negocio. ¡Es un gusto formar parte de tus decisiones!

Prevento Agente de Seguros S.A. de C.V.

Fuentes consultadas:
Entrepreneur
Expansión
Finnovista