Menu

¿Sabes si tu negocio representa un riesgo para el ambiente?

Sabes si tu negocio representa un riesgo para el ambiente

Cuando hablamos de contaminación y sus consecuencias, lo primero que viene a la mente es el aire dañado por la emisión de gases que respiramos y el deterioro de ríos y mares.

De igual forma, visualizamos los deshechos de las grandes industrias, el uso excesivo de plásticos, y la tala ilegal de árboles, por mencionar algunos.

Sin embargo, los daños ambientales van más allá de repercutir en el entorno y en nuestra salud, también representan un costo económico importante para la nación.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) mide anualmente el impacto ambiental que representa el quehacer económico en nuestro país; principalmente derivado del agotamiento de los recursos naturales y la degradación del medio ambiente.

Dicho análisis sostiene que en 2017 este importe representó el 4.3% del Producto Interno Bruto (PIB), con un monto de 947,662 millones de pesos.

De esta cifra, 821,701 millones de pesos corresponden solamente al costo por degradación ambiental, equivalentes al 3.7% del PIB, y los 125,961 millones de pesos restantes corresponden a los costos por agotamiento de los recursos naturales.

Además, durante este mismo año los gastos en protección ambiental realizados por el sector público alcanzaron un monto de 124,449 millones de pesos.

No sólo los grandes corporativos contaminan

Si bien la responsabilidad ambiental es una cuestión de conciencia personal que se educa desde el hogar, también es un tema que atañe a los empresarios.

Dicho esto, inmediatamente pensamos en las grandes fábricas que arrojan humo o contaminan los cuerpos de agua con desechos tóxicos, sin embargo este tipo de industrias cada vez participan más activamente en la instalación de mecanismos para el control de emisiones y de reducción en el impacto ambiental.

En contraste con el punto anterior, es sorprendente saber que los negocios que pertenecen a la Pequeña y Mediana Empresa (PyMEs) también producen contaminación, las más de las veces de manera invisible, y regularmente no cuentan con procedimientos que contrarresten dichos efectos.

¿De qué tipo de negocios estamos hablando?

De acuerdo con el Reglamento de Impacto Ambiental y Riesgo de México, estos son algunos de los giros de negocios más tradicionales cuya operación requiere obtener una autorización en materia de impacto ambiental:

• Negocios de impresión de todos tamaños. No se necesita ser una gran imprenta para representar un riesgo ambiental

• Vulcanizadoras

• Cervecerías artesanales, pequeñas tequileras o mezcaleras

• Lavanderías

• Tintorerías

Como podemos ver, el riesgo no tiene que ver con las dimensiones de la empresa o negocio, sino de los procesos que sigue para generar el producto o servicio en cuestión. Por esta razón, los expertos sugieren realizar un análisis de las posibles amenazas al ambiente y a la comunidad donde opera.

Por ley, la responsabilidad obliga a los empresarios a responder por cualquier daño accidental que su negocio ocasione en este sentido y las sanciones abarcan desde lo administrativo hasta lo penal; pudiendo representar multas, clausura temporal o definitiva del negocio, arresto administrativo, decomiso y la suspensión o revocación de las concesiones, licencias o permisos.

Las leyes de protección al ambiente obligan a toda persona física o moral a la reparación de los daños o a la compensación ambiental en caso de ser responsables de los mismos.

¡Contar con una garantía financiera como una Póliza de Responsabilidad Ambiental ofrece protección ante este riesgo y se traduce en seguridad para tu patrimonio empresarial!

Sabemos que como emprendedor estás comprometido con el medio ambiente. ¡Contáctanos!

Con gusto te asesoramos para evaluar los posibles riesgos de tu negocio y protegerlo.

Conoce más aquí.

Prevento Agente de Seguros S.A. de C.V.

 

Fuentes consultadas:

INEGI

Seguros GMX