Menu

Seguros como inversión y no como gasto

Seguros como inversión y no como gasto

Sin contar con una cobertura adecuada, tus ahorros se pueden ver muy afectados ante un accidente, robo o desastre, amenazando tu patrimonio entero.

La diferencia entre gasto e inversión está en que del primero no se espera un beneficio futuro, mientras que el segundo sí te generará alguna ganancia.

Es imposible que podamos adivinar en qué momento algo irá mal en nuestra vida y no podemos siempre vendarnos los ojos pensando que las cosas malas no nos pasarán nunca. En esta vida lo inesperado sí sucede.

Es común entonces, ver a los seguros como un gasto innecesario en vez de como una inversión que podría salvar nuestra vida o nuestro patrimonio, y encontrar mil y un razones por las que creemos que no los necesitamos.

Un seguro de vida, por ejemplo, no lo contratamos porque en ocasiones preferimos no pensar en que pueda llegar a hacer falta, sin considerar que también es un apoyo ante enfermedades o invalidez, además de que al contratarlo, estamos protegiendo de estos fuertes gastos a nuestra familia.

Lo mejor que puedes hacer es prevenir y prepararte para el momento en que lo necesites. Ante el riesgo de que por azar se nos presente una contingencia, un seguro te brinda tranquilidad porque con él, nosotros asumimos los riesgos por ti. Lo importante es que puedas ir a dormir tranquilo sabiendo que tu patrimonio y tú, están protegidos. Es una acción preventiva y un resguardo a lo que más quieres proteger.

Como empresa, es común considerar que un programa de protección para tus colaboradores es solamente un gasto, cuando en realidad sólo traerá beneficios para tu negocio.

Nosotros trabajamos para diseñar un programa que satisfaga tus necesidades como empresa y las de tus empleados, garantizando su bienestar y con ello, la retención y eficiencia de tu recurso humano.

La Condusef (Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros) también señala que contar con un seguro es una inversión porque a futuro, evitan un desembolso mayor. Actualmente ya existen productos aseguradores para cualquier necesidad y todos los bolsillos.

Como empresa, contar con un programa de seguros adecuado evita riesgos con tus trabajadores, evitando también que te expongas a denuncias y demandas penales. Así nuestros productos benefician no sólo a los trabajadores, también a las empresas. Conoce nuestra oferta y trabaja con nosotros para garantizar tu bienestar y el de tus empleados.