Menu

¿Tienes un buen agente de seguros?

¿Tienes un buen agente de seguros?

El trabajo de un buen asesor de seguros te abre los ojos, ya que te permite proteger a tu familia y tener una vida mejor.

Si crees que un agente de seguros simplemente vende los productos o servicios de la empresa que representa, ¡estás equivocado! Existen algunos que creen que ésa es su única tarea… lo más recomendable es que te cuides de ellos.

De acuerdo con la CONDUSEF (Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros), “un agente de seguros es un profesional; persona física o jurídica vinculada a una entidad aseguradora por un contrato de agencia de seguros”.

Además, según el organismo oficial, la tarea principal del agente es el asesoramiento en casos de siniestro, sobre las condiciones de las pólizas, sobre cómo asegurar nuevos riesgos del cliente, etc.; la conservación de la cartera de clientes, labor comercial y administrativa para conseguir renovaciones de contratos de seguro; y la producción de seguros, es decir, nuevas contrataciones.

Y es que, contar con la asesoría y el respaldo de un buen agente de seguros es fundamental en la vida de cualquier persona, pues el servicio que éste te brinde será el que determine su diferencia en el gremio.

Un buen agente de seguros te ayuda no sólo a la hora de comprar, sino también en caso de que te suceda algún percance y tengas que hacer uso de tu cobertura.

Un agente de seguros debe ser un asesor especializado que te oriente para encontrar los medios y mecanismos perfectos para que protejas tu patrimonio.

Lo puedes considerar como el ángel guardián que te ayuda a:

  1.     Determinar tus necesidades de protección. Para esto es indispensable que te conozca, te cuestione y escuche atentamente cada una de tus inquietudes y dudas, por simples que éstas puedan parecer.
  2.     Encontrar la mejor cobertura para ti, tanto en cuestiones de extensión como en la relación costo-beneficio.
  3.     Garantizar que tu cobertura siempre tenga vigencia y estar al pendiente de cualquier problema entorno a la cobranza.
  4.     Respaldarte ante los percances, pues te ayuda a hacer el trámite ante la aseguradora, siempre de la mejor manera posible. Además, un buen agente de seguros te acompaña durante todo el proceso para que recibas una indemnización justa.

Una vez que conoces qué es y cuáles son las tareas principales de un buen agente de seguros, te invitamos a que analices si tú ya cuentas con el respaldo de uno así.

En caso de  que aún no tengas un buen asesor o si el que tienes actualmente no te brinda lo que necesitas, estás en el momento ideal para investigar y tener la asesoría que necesitas.

Ten mucho cuidado con los agentes de seguros que sólo buscan vender por vender. Huye de ellos, ya que son capaces de decirte cualquier cosa, incluso mentiras, con tal de lograr una venta más.

Conoce a nuestros asesores, en quienes depositamos nuestra entera confianza para darte el servicio que mereces. Contáctalos aquí.