Menu

Un Seguro de Responsabilidad Civil protege a tu empresa de estos riesgos

Un seguro de RC protege a tu empresa de estos riesgos económicos

Imagina un escenario en el que todo va viento en popa con tu empresa. Inauguraste hace tres años una tintorería y poco a poco te has acreditado con los vecinos de la zona logrando un margen de utilidad cada vez mayor.

Al parecer todo lo tienes controlado, pero un incidente pone en riesgo tu negocio: uno de tus trabajadores desarrolla una afección respiratoria grave, causado por la inhalación continua de vapores de los productos químicos utilizados en los procesos de lavado.

¿Cómo solventar una posible demanda?

Independientemente de la atención médica que requerirá el trabajador, con las más recientes modificaciones a la Ley Federal del Trabajo en México, las indemnizaciones derivadas de Responsabilidad Civil equivalen a 5,000 Unidades de Medida y Actualización (UMA).

La citada ley tiene por objetivo sentar derecho y responsabilidades entre los patrones y los trabajadores.

¿Estarías preparado para solventar una demanda por medio millón de pesos?

Las micro, pequeña o mediana empresas (MiPyMEs), suelen tener poco o nulo presupuesto para la atención de multas y pago de procesos legales por demandas. Ante estas eventualidades, lo mejor es contar con un Plan de Administración de Riesgos.

En otro escenario, la afectación puede ser la contaminación de una fuente de agua en la localidad en donde se ubica tu tintorería (daño ambiental), o un incendio que aunque sea pequeño afecte la propiedad del vecino (daños a terceros).

Los incidentes dentro de un ambiente de trabajo son responsabilidad de los dueños de la compañía, lo mismo que los sucesos que puedan afectar a la comunidad que rodea al negocio; razón por la cual la denuncia de un trabajador o la demanda colectiva de una agrupación, pueden afectar seriamente a una organización, pues los daños a terceros pueden costar hasta millones de pesos.

Lo anterior, es un factor que las PyMEs pueden considerar en su Plan de Administración de Riesgos, a pesar de esto, sólo el 5% cuenta con un seguro que los ampare ante estas eventualidades, pues no lo ven como una necesidad primordial.

Ante este tipo de situaciones, un Seguro de Responsabilidad Civil, ampara a la empresa por los daños a terceros.

La Responsabilidad Civil comprende los daños causados a terceros, sin dolo, en el ejercicio de las actividades del negocio. Puede dirigirse a profesionistas como: médicos, ingenieros, arquitectos, notarios y funcionarios públicos, así como a empresas de todos tamaños.

Esta póliza tiene dos coberturas básicas que están diseñadas para hacer frente a emergencias de este tipo:

  • Pago de indemnización a terceros por daños y perjuicios ocasionados por el asegurado.
  • Gastos para la defensa jurídica de la empresa.

Este tipo de desembolsos, originados por imprevistos, suelen ser los que más descontrolan los presupuestos en general, y esto es especialmente delicado en las MiPyMEs, pues un sólo suceso puede afectar seriamente al negocio.

¡Protege a tu empresa de estos riesgos económicos!

¡Contáctanos! Uno de nuestros ejecutivos con gusto te asesorará.

Infórmate aquí.

Prevento Agente de Seguros S.A. de C.V.

Fuentes consultadas:

GMX