Menu

Administración del negocio: pequeños gastos vs. grandes pérdidas

Administración del negocio: pequeños gastos vs. grandes pérdidas

Uno de los planes que muchos de nuestros clientes se fijan para el retiro es llevar a cabo un negocio propio, no sólo para seguir generando, sino para continuar con el ritmo de vida activo, esta no es una mala idea siempre y cuando sepamos que hasta el más mínimo detalle cuenta.Imagina que pondrás una cafetería, al principio debes establecer cuáles serán tus gastos fijos:

  • Compra de materia prima
  • Sueldos
  • Renta
  • Gas, luz, agua

Ahora ve tus gastos variables:

  • Incapacidad de algún empleado
  • Compostura de algún utencilio o desperfecto del local
  • Temporadas bajas

Es importante que una vez establecida esta tabla, puedas distinguir cuáles son esos pequeños gastos que después de un par de meses podrían significar una gran pérdida…

¿Tienes contabilizados los litros de leche?

¿El número de tapas, fajillas y vasos están inventariados o llevas el registro exacto para saber cuántas ventas tuviste en base a esto?

¿Te has fijado si los gastos de algo tan simple como las servilletas puede generarte un alto costo de inversión?

Al finalizar el año fiscal es cuando, la mayoría de las empresas o negocios, se dan cuenta qué tanto han ganado y qué tanto han invertido. Es importante estar seguros de la contabilidad de los materiales, productos e ingresos pues de esto depende el éxito del negocio que emprendamos.

Suena un poco exagerado pero es verdad, miles de negocios al año han visto sus finanzas comprometidas por esos pequeños detalles.

Tan solo el correcto uso de la electricidad te da hasta un 80% de ahorro al finalizar el bimestre.

Y son este tipo de acciones las que nos pueden ayudar a incrementar favorablemente los activos de nuestro negocio.

Nadie mejor que tú para saber qué tanto puedes mejorar para reducir esos gastos innecesarios o pérdidas hormiga.

Después del primer semestre, pide al contador que te entregue un resumen rápido para evaluar la evolución de tus ventas y sobre los resultados analiza: ¿qué estoy haciendo bien?, ¿qué puedo mejorar?, ¿dónde hay oportunidad de ahorr?, ¿cuáles son los gastos innecesarios?

Verás que en poco tiempo obtendrás grandes y magníficos resultados.