Menu

¿Ahorrar y disfrutar?

Ahorrar y disfrutar

La sana costumbre del ahorro es algo que no todas las personas practican y el problema básicamente se da porque no planean de manera real ¿para qué están ahorrando?

Lo ideal es establecerse objetivos entorno a lo que es importante y prioritario para ti. Dichos objetivos no necesariamente tienen que lograrse después de mucho tiempo.

Por ejemplo, no ahorras únicamente para compararte una casa, cambiar tu automóvil, realizar un viaje de varias semanas al continente europeo o tener un retiro laboral digno.

Hay metas a corto plazo que, después de un breve ahorro, te permiten disfrutar de lo bonito de la vida. Dichas metas varían de una persona a otra, pero tenemos un ejemplo que a nadie le hace mal: escaparse de la rutina durante un fin de semana.

Sí, como lo lees, algo que te permita disfrutar de tu ahorro. Así es que déjate de ideas como:

  • “Si tuviera dinero, el próximo fin de semana me iría a dar una vuelta”.
  • “Tengo el fin de semana libre, pero no hay dinero”.
  • “¡Qué triste!, todos los fines de semana me la paso encerrado”.

Si planificas y ahorras especialmente para un fin de semana dejarás atrás este tipo de pensamientos.

Checa estos interesantes consejos:

  1. La parte más difícil del ahorro siempre es comenzar, entonces lo primero es tomar la decisión y ¡hacerlo!
  2. Lo que sigue es realizar una revisión profunda y sincera de los gastos que tienes cada quincena o mes. Recuerda que es muy importante no descuidar o aplazar los que son importantes.
  3. Después debes de hacer un presupuesto real. Procura limitar, o de preferencia eliminar, los gastos excesivos dados en cuestiones que no son indispensables para ti.
  4. Una vez que hayas considerado tus gastos y realizado tu presupuesto con base en los ingresos que tienes quincenal o mensualmente, es necesario tener muy claro el objetivo: ahorrar para salir un fin de semana. Para ello necesitas establecer bien:  ¿Qué buscas (divertirte, descansar, vivir la fiesta al máximo, etc.)?, ¿a dónde será tu salida?, ¿cómo te transportarás?, ¿qué lugar(es) visitarás?, ¿dónde comerás?, ¿cuánto dinero necesitarás? y lo más importante ¿Cuánto puedes destinar de tus ingresos al ahorro para tu próximo fin de semana?
  5. Cuando tengas el dinero necesario para tu escape no lo dudes ni por un segundo, utilízalo en el objetivo que te has planteado y ¡DISFRUTA TU AHORRO!