Menu

¿Qué debes revisar en un inmueble después de un sismo?

¿Qué debes revisar en un inmueble después de un sismo?

Casi el 90% de los terremotos y erupciones volcánicas que ocurren en el mundo, se producen en la franja conocida como Cinturón de Fuego.

Esta es una franja que se distribuye por el Océano Pacífico y está integrada por varias capas terrestres que, cuando se acomodan, provocan sismos de variada intensidad. Además, en este gran territorio se encuentran distribuidos el 75% de los volcanes más activos que hay en la tierra, por lo que también se le conoce como Cinturón de Fuego del Pacífico.

Esta superficie mide 40 mil kilómetros y rodea desde Nueva Zelanda hasta la costa oeste de Sudamérica, a través de las costas del este de Asia y Alaska y las del noreste de Norteamérica y Centroamérica.

Debajo de la corteza terrestre, hay varias capas de suelo muy voluminosas y largas que están superpuestas entre sí pero no están fijas. Se les conoce como capas tectónicas. Cuando estas se deslizan entre ellas por los movimientos que provienen desde el núcleo de la tierra, es cuando se originan los temblores.

México está ubicado dentro de esa zona altamente sísmica y potencialmente de erupción volcánica. De ahí que muchos de los sismos más fuertes en la historia del país han tenido su origen en los estados ubicados en las costas del Océano Pacífico.

Los geólogos han bautizado las capas tectónicas con diferentes nombres. De acuerdo con esto, México se ubica en el contexto de cinco placas tectónicas: Caribe, Pacífico, Norteamérica, Rivera y Cocos. La placa de Rivera se encuentra bajo Jalisco y Colima, y la de Cocos debajo de Michoacán, Guerrero, Oaxaca y Chiapas.

¿Qué medidas podemos tomar?

Como hemos visto, estamos ubicados en una zona de muy alto riesgo sísmico y todos los días está abierta la posibilidad de que ocurran temblores.

Esto significa que debemos estar constantemente preparados ante esta posibilidad: tener un plan de emergencia ya sea familiar o dentro de la oficina, y contar con artículos que pueden ser de utilidad en caso de una emergencia de este tipo.

Estos artículos pueden ser: extintor, linterna, silbato de metal, radio portátil, pilas, agua potable y pastillas purificadoras, comida enlatada, documentos importantes, elementos de aseo personal, botiquín de primeros auxilios, guantes de carnaza o industriales y sudaderas impermeables.

De igual forma, una vez que sucede un sismo, las autoridades recomiendan hacer una revisión minuciosa del inmueble, especialmente en el caso de movimientos telúricos fuertes.

¿Qué revisar?

• Protección civil recomienda examinar las instalaciones eléctricas, de gas, de agua y drenaje. Se sugiere monitorear durante un tiempo posibles deterioros en dichas áreas.

• Así mismo, procurar que no haya demasiados aparatos electrónicos conectados a la energía eléctrica ni cables expuestos, ya que eso podría desencadenar cortocircuitos e incluso incendios pequeños. Si no se fue la luz durante el sismo, lo más probable es que la instalación eléctrica del inmueble no tenga daños.

• Vigilar que las tuberías y conexiones de los servicios sanitarios y de agua funcionen normalmente y no tengan filtraciones.

• Tener especial cuidado con las instalaciones de gas, comprobar que no haya fugas, golpes o fisuras en los cilindros y tanques estacionarios, ni que haya perillas mal cerradas. Si se sospecha que alguno de los conductos tiene una fuga, colocar jabón en las conexiones y en caso de que aparezcan burbujas, comunicarse inmediatamente al número de emergencias 911.

Daños estructurales

• Puedes identificar las marcas de daño en una construcción: las fisuras o grietas lucen como finas rayas y no afectan directamente la estructura de la vivienda ya que únicamente son afectaciones mínimas en el acabado y uniones entre muros.

• Las fracturas sí afectan el soporte de la vivienda y ponen en riesgo la estructura. Puedes identificarlas porque se manifiestan como grietas con forma de escalera. Generalmente parten de las esquinas de la unión de elementos y en ángulos de 45 grados, casi siempre hacia el centro, o en las escaleras.

• Son profundas y pronunciadas, y si te asomas puedes ver a través de ellas. Si después de un sismo se presentan este tipo de rupturas, significa que el edificio puede tener daños graves.

• Los expertos sugieren que reconozcas cada uno de los muros que integran la construcción y verifiques que los muros de carga, trabes, castillos y columnas no presenten cuarteaduras serias.

• En caso de presentarse hundimiento del inmueble, esta es la señal más grave de que debe ser evacuado. En ese caso, solicita una evaluación más completa por parte de ingenieros civiles de Protección Civil.

Como sabes, los mexicanos vivimos en una zona de alto riesgo sísmico, por lo que no estamos exentos de sufrir daños o pérdidas que afecten nuestro patrimonio. Pero sí podemos anticiparnos a tales eventualidades y protegerlo con un Seguro que cubra estos riesgos.

Ya sea tu hogar o tu empresa, ¡protégelos con las mejores coberturas! Nosotros te asesoramos.

Conoce más aquí:

Seguro para Casa Habitación

Empresa Protegida

Prevento Agente de Seguros S.A. de C.V.

Fuentes consultadas:

GMX

Metros Cúbicos

Debate