Menu

¿Sabes cómo actuar ante la presencia de ciclones o huracanes?

¿Sabes cómo actuar ante la presencia de ciclones o huracanes?

Huracanes, ciclones y tifones son el mismo fenómeno: un sistema tormentoso. Para colocarse dentro de alguna de estas clasificaciones, los vientos de estas tormentas deben alcanzar velocidades de al menos 119 Km por hora. Y dependiendo del punto geográfico donde se producen, reciben el nombre de huracán, ciclón tropical o tifón.

En México, la temporada cuando se presentan estos fenómenos comienza regularmente en mayo y finaliza en noviembre, por lo mismo durante esta época es común escuchar reportes de las autoridades sobre el tipo de ciclón o huracán que se aproxima, pero ¿conoces cuál es la diferencia según su magnitud y cuáles son los daños que puede ocasionar?

Clasificación de los huracanes según su magnitud

Huracán categoría 1. Se presentan vientos sostenidos de 119 a 153 Km por hora. Las repercusiones son generalmente árboles pequeños caídos y daños al cableado eléctrico.

Huracán categoría 2. Vientos sostenidos de 154 a 177 Km por hora. Además de los daños de la categoría 1, se pueden presentar daños en tejados, puertas y ventanas, así como desprendimiento de árboles.

Huracán categoría 3. Vientos sostenidos de 178 a 208 Km por hora. Adicionalmente a los daños antes mencionados, pueden presentarse grietas en construcciones.

Huracán categoría 4. Vientos de 209 a 251 Km por hora. Además de los daños anteriores, se pueden presentar desprendimientos de techos de viviendas.

Huracán categoría 5. Vientos de 252 Km por hora o mayores. Se presentan todos los daños antes mencionados, más deterioros muy severos y extensos en ventanas y puertas. Puede ocurrir falla total de techos en muchas residencias y en construcciones industriales.

¿Qué hacer antes de un ciclón o huracán?

Ante el aviso de las autoridades sobre la inminente llegada de uno de estos fenómenos, es importante reguardar nuestra seguridad siguiendo las siguientes recomendaciones.

• Ubicar los lugares destinados a refugios temporales y trazar una ruta de acceso. En caso de tener familiares enfermos o de edad avanzada, prever su traslado. Determinar un lugar de reunión en caso de separarse.
• Colocar los documentos importantes en bolsas de plástico y hacer un respaldo en la nube (actas de nacimiento, cartillas de salud, escrituras, documentos oficiales, pólizas de seguro).
• Preparar suministros de emergencia, incluyendo medicamentos, botiquín de primeros auxilios, radio de pilas, linternas, cinta adhesiva y bolsas de plástico.
• Tener preparados alimentos enlatados (atún, galletas, sardinas, frijoles) y agua purificada o hervida en envases con tapa, calcular al menos un galón por persona.
• Elaborar un directorio telefónico con los números de familiares, escuelas, servicios de emergencia, seguridad y protección civil.
• Reparar techos, ventanas y paredes para evitar daños mayores y guardar fertilizantes e insecticidas en lugares a prueba de agua.
• Reforzar y cerrar puertas y ventanas de casa y negocios, sobre todo si son de cristal. Proteger vidrios y cristales con cinta adhesiva colocada en forma de “X” y correr las cortinas. Las ventanas grandes pueden cubrirse con tablas de madera. Fijar y amarrar bien lo que las rachas de viento puedan levantar.
• Tener a mano ropa abrigadora e impermeable y zapatos resistentes.
• Cubrir con bolsas de plástico aparatos u objetos.
• Limpiar la azotea, canales, desagües y coladeras. Barrer la calle y limpiar las alcantarillas. Sellar con mezcla la tapa del pozo o cisterna para tener reserva de agua no contaminada. Si el techo tiene tejas, revisar que estén bien puestas.
• Si la casa está rodeada por árboles y arbustos, cortarlos los hará más resistentes al viento.
• Llenar el tanque de combustible del vehículo y asegurarse del buen estado del acumulador y las llantas.
• Mantener un radio de pilas encendido para recibir información e instrucciones de fuentes oficiales o consultar la página de Protección Civil: www.gob.mx/proteccion-civil o en el Servicio Meteorológico Nacional https://smn.conagua.gob.mx/es/

¿Qué hacer durante un ciclón?

• Conservar la calma.
• Mantener encendido el radio de pilas para obtener informaciones o instrucciones acerca del huracán.
• Desconectar todos los aparatos y el interruptor de energía eléctrica.
• Cerrar las llaves de paso de gas y agua. No bañarse durante la tormenta.
• Mantenerse alejado de puertas y ventanas.
• No prender velas ni veladoras y usar lámparas de pilas.
• Si el viento abre una puerta o una ventana, no avanzar hacia ella de frente.
• Subir a las partes altas objetos de valor y dejar en el suelo aquellos que puedan caer.
• Recuerda que una pausa a menudo significa el ojo de la tormenta, no su fin. Espera a que las autoridades anuncien que el peligro ha pasado.
• En caso de evacuación, sigue las instrucciones del personal de protección civil y procura que la familia continúe junta en todo momento.
• Nunca tocar cables caídos ni árboles u otros objetos en contacto con líneas eléctricas.

Si bien mantener la seguridad personal es lo más importante, también es posible prever la protección de nuestro patrimonio con un Seguro para Casa Habitación o de Daños para Empresas, ya que están diseñados para proteger los inmuebles y sus contenidos ante eventualidades de este tipo.

¡Permítenos asesorarte y conoce cómo puedes proteger tus bienes!

Seguro para Casa Habitación

Seguro para Casa Habitación


Seguros para Empresas

Empresa Protegida

Prevento Agente de Seguros, S.A. de C.V.

Fuentes consultadas:

CONAGUA

National Geographic

https://www.gob.mx/conagua/articulos/que-hacer-antes-de-un-ciclon?idiom=es
https://www.gob.mx/conagua/articulos/que-hacer-durante-un-ciclon?idiom=es
https://www.nationalgeographic.es/medio-ambiente/las-diferencias-entre-un-huracan-un-tifon-y-un-ciclon