Menu

¿Cómo evitar problemas de dinero viviendo en pareja?

¿Cómo evitar problemas de dinero viviendo en pareja?

La crisis económica que comenzó en Estados Unidos en 2007, hizo que muchas parejas casadas o no, enfrentaran un nuevo reto en sus relaciones. Las dificultades económicas y el manejo del dinero, pueden ser la causa de muchos conflictos serios si no son temas que se puedan abordar con naturalidad en pareja.

Hablar de dinero dentro del marco de una relación es muy incómodo. Sin embargo, es mucho más saludable hablar de ello y poner las cartas sobre la mesa, de ese modo hay una línea clara que separa el aspecto práctico del afectivo. Dejar este tema sin hablar, sobre todo en tiempos de crisis económica, es la manera más rápida de causar una discusión por dinero.

El dinero y cómo cada uno de los miembros de una relación dispone de él, son temas que deben tratarse desde un inicio. Ya sea que los dos trabajen fuera o que uno se quede en casa, es importante tener claro cómo se tratarán los asuntos financieros.

A continuación te compartimos algunos consejos que te permitirán mejorar el manejo de las finanzas en pareja:

  1. Establecer roles financieros. Es muy sano diseñar una tabla con los gastos fijos que supone vivir juntos: renta, servicios, salidas, alimentos, transportación, etc. De este modo, tendrán una visión clara de lo que se necesita y cómo distribuirlo.
    Por ejemplo, uno de los dos puede pagar la renta, mientras que el otro paga los servicios, o quizá prefieran dividir todos los gastos al 50%. También pueden crear un fondo en conjunto, definiendo la cantidad que cada quien aportará quincenal o mensualmente, e invertirlo para poder disponer del dinero posteriormente.
  2. Aclarar prioridades. Es necesario tener en cuenta que los objetivos financieros de tu pareja pueden ser muy diferentes de los tuyos, pero no por eso menos importantes. Por ello, es recomendable tomarse el tiempo necesario para hablar sobre ellos y establecer si son a corto, mediano o largo plazo. De esta manera, será más fácil llegar a un acuerdo y establecer prioridades, cuáles serán meta en común y cuáles serán proyectos personales. El siguiente paso será definir qué estrategias pueden poner en práctica para alcanzar aquellos objetivos que son en conjunto.
  3. Considerar las ventajas de los planes familiares. Algunos servicios de TV o música por streaming (en línea) ofrecen mejor costo si se contratan por medio de una suscripción familiar. En el caso de los Seguros de Gastos Médicos, ciertas compañías ofrecen un descuento al contratar una Póliza como plan familiar. Si planean iniciar un ahorro, en vez de hacerlo de forma separada pueden juntar sus fondos; de esta manera es posible que tengan acceso a tasas y servicios financieros más atractivos.
  4. Ser honestos. Si están comenzando su vida en pareja es posible que uno de ustedes, o ambos, tengan deudas personales anteriores que aún deben pagar y es importante que sean honestos al respecto con su pareja, pues quizá en el tiempo que les lleve saldar la deuda no podrán cooperar de igual forma en los gastos del hogar.
    Asimismo, si de alguna forma recibieron un ingreso adicional deben comunicarlo y no gastarlo o guardarlo sin que su pareja lo sepa. Juntos deben afrontar las deudas en pareja, así como también deben saber de los ingresos y gastos del otro.
  5. Tarjetas de crédito. Es muy importante que se pongan de acuerdo para definir para qué les servirá una tarjeta de crédito. No es una extensión del ingreso mensual y el abuso de éstas puede afectar seriamente su economía. Pueden dividir el pago en partes iguales o cada uno cubrir sus gastos a la hora de abonarla.
  6. Cuentas Bancarias. Si ambos tienen el mismo concepto de la economía doméstica, será muy cómodo tener una sola cuenta bancaria, de otra forma lo más sano será que cada quien tenga la suya.
  7. Créditos e hipotecas. Tener una hipoteca juntos es como tener un hijo. Van a pasar unos 20 años antes de que se liquide. Cuando se adquiere un compromiso de estas dimensiones hay que hablarlo muy bien, muy despacio y durante varios días. Poner sobre la mesa cómo se va a pagar, qué pasará si uno de los dos se queda sin trabajo o si desafortunadamente hay una separación en un futuro. Estas transacciones económicas que realicen en conjunto son un paso inmenso en la relación, requieren de mucha confianza y un compromiso absoluto.
  8. No dejar los buenos hábitos. Si consideran que ya lograron un punto de equilibrio y establecieron buenas prácticas financieras, lo ideal es continuarlas. Pueden abrir un fondo mutuo de ahorro para las necesidades que se presenten en el camino, prever el momento en que la familia crezca, adquirir un crédito hipotecario, planear un gran viaje o para su retiro.

El dinero dentro de una relación es un tema delicado. Difícil de hablar y más difícil de andar. Habrá quien piense que es mejor no mezclar amor con dinero, pero si es el caso de una relación sólida y que madurará con el tiempo, es muy importante dejar este asunto claro para evitar malos entendidos dolorosos en el futuro.

En prevento nos ocupamos de tu seguridad. ¡Tú sólo ocúpate de vivir tranquilo!

Prevento Agente de Seguros S.A. de C.V.

Fuentes consultadas:
About Español
About Español
Entrepreneur