Menu

¿Cuánto cuesta estudiar una carrera profesional en México?

¿Cuánto cuesta estudiar una carrera profesional en México?

Hace unos días tuve la oportunidad de escuchar a un coach hablando sobre temas familiares, quien en algún momento de la conferencia preguntó a los asistentes si la educación de nuestros hijos es un gasto o una inversión. Prácticamente y sin meditarlo, la mayoría de los asistentes coincidió en que es una buena inversión para el futuro.

Y definitivamente lo es. Quienes son padres lo viven todos los días; saben que no sólo hablamos de inversión económica, sino también de tiempo, dedicación, esfuerzo, traslados, ¡y todo lo que se pueda agregar a la lista!

Como papás buscamos que la educación de nuestros hijos les provea de herramientas que les permitan salir adelante en un mundo cada vez más competitivo. Todo comienza con esos momentos llenos de emoción cuando el pequeño o pequeña estudiante inicia su educación básica, y que al pasar de los años se transforma en la gran aventura de elegir una carrera profesional, así como una institución universitaria.

¿Conocemos el costo económico?

Considerando los costos actuales promedio, la inversión por nivel educativo y por niño para los grados básicos y nivel preparatoria en instituciones privadas es la siguiente:

Primaria: $300,000 – $400,000 M.N.
Secundaria: $150,000 – $250,000 M.N.
Preparatoria: $250,000 – $350,000 M.N.

El precio de una licenciatura varía mucho dependiendo de la carrera y la institución, en promedio la tarifa es de $300,000 M.N. a $1,500,000 M.N.

De acuerdo con datos del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), el costo de los estudios profesionales en instituciones públicas como la UNAM, UAM e IPN es de aproximadamente $30,000 M.N. en total por toda la licenciatura; considerando las cuotas, gastos en libros y materiales. Tomando en cuenta que existen carreras más caras que otras. Esto desmiente la creencia de que prepararse profesionalmente en estas escuelas no tiene costo.

La investigación del IMCO arroja que los costos de las carreras más recurridas en universidades privadas son los siguientes:

  • Medicina, cuyo valor oscila de $724,500 M.N. hasta $1,100 000 M.N. con la posibilidad de elevarse aún más.
  • Una licenciatura en Derecho cuesta entre $630,000 M.N. y $680 000 M.N.
  • Las carreras de Administración, Contaduría, Economía y Relaciones Internacionales tienen un costo alrededor de $500,000 M.N.
  • Para Comunicación, Ingeniería Mecánica y Mercadotecnia se pagan aproximadamente entre $530,000 M.N. y $590,000 M.N.
  • Gastronomía, Diseño Gráfico, Ingeniería Electrónica, y la licenciatura en Sistemas tienen una matrícula alrededor de $400,000 M.N.

Todos estos costos son sólo ejemplos, la oferta en preparación académica es mucho más amplia y varía dependiendo de la institución; además es necesario considerar la forma de pago, gastos en material, libros, prácticas, etc.

¿Estamos preparados?

De acuerdo con los datos anteriores, los padres de familia destinan un porcentaje importante de su ingreso para la educación de sus hijos, desde los niveles básicos hasta la licenciatura.

A medida que aumenta el nivel escolar también se incrementan los gastos. En ocasiones padres o hijos se ven forzados a contratar algún plan de crédito para solventar los años de universidad, opción que deja a la familia con una deuda.

La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) estima que cerca del 70% de los universitarios abandonan sus estudios debido a la imposibilidad económica de sus padres para solventarlos.

La mejor opción: ahorrar a través de un Seguro Educacional

Un Seguro Educacional está diseñado para crear un ahorro a lo largo de la vida del estudiante, de manera que al final del plazo, éste cuente con un capital para cubrir los costos de una universidad.

Los expertos recomiendan que lo ideal es comenzar cuando el niño aún es pequeño, pues el plazo para ahorrar es mayor y por lo tanto las aportaciones serán menores. Sin embargo, cualquier momento puede ser el adecuado para tomar la decisión de ahorrar para un futuro.

Una gran ventaja de ahorrar a través de un Seguro Educacional es que el capital programado está garantizado pase lo que pase, aún si en el camino ocurriera la muerte o invalidez del padre.

¡Como padres tenemos grandes planes para el futuro de nuestros hijos… y ellos merecen realizar sus sueños!

¡No dejemos su futuro profesional en manos de la suerte!

¡Contáctanos aquí!

Prevento Agente de Seguros S.A. de C.V.

Fuente consultada:
Noticias Universia