Menu

Evitar deudas, un tema familiar

Evitar deudas, un tema familiar

Hablar de endeudamiento, es hablar de prevención. Quien adquiere deudas sin ningún control está adquiriendo también riesgos que muy probablemente lo afectarán como persona y en consecuencia, a su familia.

Endeudarse no es un tema de percibir poco o mucho ingreso, es un tema de disciplina. Y en gran parte de los casos, obedece a una mala planeación y administración de las finanzas personales o familiares. Desde luego, pueden influir algunos factores de tipo psicológico, que lamentablemente se refuerzan por la tendencia al alto consumo de nuestra sociedad, o tal vez imprevistos económicos, o muy probablemente una combinación de todos.

Entre los factores o comportamientos de tipo psicológico podemos mencionar:

  • Carencias emocionales que se busca compensar mediante compras
  • Deseos incumplidos
  • Poca tolerancia a la frustración
  • Falta de la capacidad de demora, es decir, no existe la capacidad de ahorrar porque se necesita la inmediatez

Cuando los problemas económicos tienen origen en algún factor emocional, muy probablemente la persona no tiene conciencia de que necesita ayuda, es aquí donde la familia o amigos cercanos pueden apoyarla, platicando del delicado tema y orientarla a que busque una solución.

Falta de planeación y administración

Cuando una persona cae en un endeudamiento que ha salido de su control, inevitablemente entra en una situación de desgaste continuo, pierde su tranquilidad financiera y enfrenta una situación de estrés constante, originado por la acumulación de pagos vencidos y la falta de dinero. Como el ingreso no rinde, en un momento de desesperación, pedir un préstamo pudiera parecer una solución, cuando lo que se logra en realidad es caer en un mal círculo sin fin, tapando un hoyo y destapando uno más grande.

A la larga, el panorama se complica más, las preocupaciones pueden generar estados de mal humor, afectaciones de salud, aislamiento social e incluso dañar las relaciones personales por la constante intranquilidad. En realidad lo que se necesita es buscar otras entradas de dinero y generar mayores ingresos, además de ajustar el presupuesto y aprender a vivir con menos.

Tips

Para evitar caer en excesos, los expertos recomiendan no destinar al pago de deudas más del 30% del ingreso.

La PROFECO en sus boletines electrónicos sugiere:

1. No usar la tarjeta de crédito de forma indiscriminada, recordar que cada vez que se usa, no es un dinero con el que se cuenta, sino que se está adquiriendo una deuda. Por ello, es importante mantener siempre los ojos bien abiertos para evitar llegar a un punto en el que los ingresos sean insuficientes para hacer frente a la deuda.
2. Tener cuidado con las promociones de “Meses sin Intereses”, porque sin darnos cuenta el saldo puede crecer considerablemente y complicar la situación financiera.
3. En la medida de lo posible, procurar pagar la totalidad de la deuda para evitar financiarla a un precio más caro.
4. Si no se puede pagar el total, hacer un esfuerzo para pagar lo más posible cada mes, y no sólo el mínimo; así se liquidará la deuda en menos tiempo y se pagarán menos intereses.
5. Leer el estado de cuenta minuciosamente para conocer el porcentaje de tasa de interés anual ordinaria.
6. En caso de tener problemas con la deuda adquirida, preguntar a la institución emisora de la tarjeta si es posible renegociarla para evitar que crezca mucho más por el pago de intereses.

Administración del ingreso

Quienes generan los ingresos en el hogar tienen la última palabra, sin embargo es importante considerar a los demás miembros de la familia. Elaborar una planeación de metas y objetivos, definir un presupuesto y planes de acción, es la clave para una vida financiera tranquila.

Si se comparte con la familia, los demás miembros comprenderán las decisiones que se tomen y trabajar juntos por un mismo objetivo los llenará de satisfacción. Además, de que para todos se traducirá en un gran aprendizaje.

“El camino hacia la riqueza depende fundamentalmente de dos palabras: trabajo y ahorro”. Benjamín Franklin.

Para tus planes presentes y futuros, cuenta con los expertos en Ahorro e Inversión.

Prevento Agente de Seguros S.A. de C.V.