Menu

Hay promociones que funcionan… y otras que no

Hay promociones que funcionan… y otras que no

Algunas veces como consumidor no sabemos el tipo de promociones que nos pueden favorecer, pues hay muchas que suelen ser ganchos o engaños.

“El más rico de todos los hombres es el ahorrativo; el más pobre, el avaro.” – Chamfort

A veces, algunas empresas ofrecen precios favorables para los consumidores y no nos damos cuenta de eso. Es necesario revisar cada detalle del precio u oferta que se aparezca en nuestra compra, ya que esto nos ayudará al momento de ahorrar dinero.

Los mercadólogos ocupan diferentes herramientas para llamar la atención del consumidor y así, de vez en cuando, darles un apoyo para que sigan consumiendo, por ejemplo:

  • Premios
  • Cupones
  • Paquetes
  • Sorteos
  • Promociones conjuntas
  • Concursos

Cada uno de estos tiene una función en el momento de la compra, ya que el consumidor puede preferir un paquete a comprar todo por separado. En este caso nuestra recomendación es que hagas cuentas y analices cuánto costaría todo por separado, comparándolo con el precio del paquete, ya que muchas veces el precio es el mismo, así que ¡mucho ojo!

Te compartimos algunos tips para llevar a cabo antes de que caces tu próxima oferta

  1. Cuando tengas un cupón te recomendamos que te fijes en la fecha de vigencia y en los términos y condiciones
  2. En las promociones conjuntas debes observar si realmente nos convienen, debido a que en algunas ocasiones los términos y condiciones arruinan un poco el valor de las mismas.
  3. Para los precios de paquetes, es importante observar si realmente vas a utilizar todo lo que viene en el mismo, y si se genera un buen ahorro ante los precios unitarios individuales
  4. Los concursos, en muchas ocasiones, tienen condiciones algo estrictas que hacen que se tornen poco atractivos, además de que la gente ya no confía mucho en ellos, pues ha sucedido que la empresas siempre gana, como en las famosas llamadas de concurso.

Hay muchas formas en las que los vendedores nos pueden hacer estas propuestas de compra, por eso debemos analizar bien toda clase de términos, condiciones y si en realidad los precios que nos están planteando como consumidor son efectivos.