Menu

Inversión inteligente

Inversión inteligente

Es interesante saber que, según cifras de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), el 57% de los mexicanos que ahorran lo hacen de manera informal. Más de la mitad de ellos guardan su dinero en casa, el 32% utiliza recursos como “tandas” y el resto lo guarda con familiares o en cajas de ahorro informales.

Estas cifras demuestran que aún con la voluntad de ahorrar, todavía existe mucho desconocimiento sobre la mejor forma de hacerlo y lograr los objetivos de Ahorro, pues no es solamente guardar o juntar dinero, se trata de invertir en una institución que ofrezca seguridad y permanencia, establecer un Sistema de Ahorro de acuerdo con las necesidades personales y recibir atractivos rendimientos (y al mismo tiempo reales) generados por el capital invertido.

Los expertos coinciden en que el Ahorro a corto o mediano plazo, ya sea que se trate para el cumplimiento de objetivos o para el retiro, se ha convertido en un reto para las generaciones actuales y futuras.

En algunos lugares de la República, sobre todo en provincia, es común que las personas ahorren dinero en Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (mejor conocidas como Cajas de Ahorro). El riesgo es que por ser un sector en proceso de regulación, en muchas de las ocasiones no cuentan con la autorización de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores para operar (CNBV). Lo que trae como consecuencia que en algún momento la Caja de Ahorro pueda declararse en quiebra o desaparecer, dejando sin su patrimonio a quienes confiaron en dicha institución.

Según cifras de la CONDUSEF, para el 2016 se registraron 624 sociedades a nivel nacional, de las cuales 538 NO contaban con autorización y 25 de ellas no han presentado información financiera por estar en situación de insolvencia o potencial quiebra.

Otra alternativa muy utilizada para la generación de un Ahorro a corto plazo, es a través de las famosas “tandas”, cuyo sistema es una opción para lograr objetivos inmediatos. La desventaja es que no se establece un sistema de ahorro y no existe la generación de algún tipo de rendimiento.

Una opción más “segura” (o por lo menos que cuenta con las regulaciones de ley) es ahorrar en el banco, sin embargo en días pasados hablamos sobre el precio que en realidad pagamos en México por ello.  “¿Piensas ahorrar tu aguinaldo? Infórmate bien, el banco puede no ser tu mejor opción”.

Por otro lado, ante el panorama del retiro para las actuales generaciones, las Administradoras de Ahorro para el Retiro (AFORES) han buscado impulsar el ahorro voluntario entre sus afiliados y generar una Cultura de Ahorro; sin embargo es importante verificar los rendimientos netos que en algunos casos pueden ser poco atractivos, no necesariamente se establece un ahorro sistemático y la disponibilidad del ahorro es poca o nula; además un gran sector de la población económicamente productiva, como son los trabajadores y profesionistas independientes, no está afiliado a dichas instituciones.

Compañías de Seguros

Invertir en un Plan de Ahorro contratado con una Compañía de Seguros se ha convertido en una opción segura y redituable.

Como primer punto, el Agente o Asesor en Seguros tiene el conocimiento, la capacidad y la autorización legal para intermediar Seguros, la cual está validada por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) que es el organismo gubernamental regulador de la actividad aseguradora en México.

Además, las Compañías de Seguros están reguladas y supervisadas constantemente por la CNSF, quien tiene la facultad de otorgar o revocar la autorización para su operación. Como parte de sus funciones aplica por lo menos una vez al año pruebas de resistencia (pruebas de solvencia dinámica) y las aseguradoras están obligadas a proporcionar datos sobre su organización, contabilidad, inversiones y capital; así como publicar información sobre sus operaciones, situación técnica, financiera y sus riesgos.

A todo lo anterior, se suma que las Compañías de Seguros por ley cuentan con reservas de capital y reaseguros que garantizan su solvencia económica, lo que se traduce en seguridad para sus usuarios.

Al mismo tiempo, al ser empresas con una gran capacidad de inversión en diversos mecanismos, pueden ofrecer a sus clientes en el caso de los Planes de Ahorro, atractivos rendimientos y asesorarlos para definir el Sistema de Ahorro adecuado a sus necesidades.

Entre la gran variedad de productos para el ahorro que pueden ofrecer, existen planes con o sin protección en caso de fallecimiento, planes a mediano o largo plazo, con ahorro garantizado o con riesgo leve o moderado en la inversión, flexibilidad variable en la disposición del ahorro y planes con beneficios fiscales. Todo en función de satisfacer las necesidades personales de cada uno de sus clientes.

En Prevento contamos con alianzas comerciales con las principales y más sólidas Compañías de Seguros. Permítenos asesorarte y hacer que tu Ahorro se convierta en una Inversión Inteligente.

Prevento Agente de Seguros S.A. de C.V.