Menu

Izando las velas para el 2017

Izando las velas para el 2017

Ante el panorama nacional de un 2017 económicamente impreciso por las diferentes razones que todos conocemos; más que temor o pesimismo, los economistas sugieren elaborar y llevar a la práctica un plan de acción.

Hace unos días leía un artículo en donde metafóricamente se compara dirigir una empresa con la conducción de un auto ante un panorama económico que se torna nebuloso.

En el artículo se plantea una situación en donde cualquier conductor de automóvil, sin importar su destino, ante los nubarrones o cualquier cambio en las condiciones que denoten amenaza, por instinto, extrema precauciones, reduce la velocidad y está atento a los cambios y situaciones de su alrededor, así como de los movimientos que realicen los demás conductores, con el fin de continuar su camino y llegar a su destino de manera segura.

¡Nada más apegado a la realidad! Si mi parabrisas carece de visibilidad en estos momentos de incertidumbre económica, debo actuar con cautela, esperar y mantenerme al tanto de los acontecimientos a lo largo del año.

Plan de Acción

Economistas sugieren que, como dueño de tu empresa o administrador de tus propias finanzas, ahora es tiempo de hacer un análisis de la situación empresarial o personal y tomar acciones.

Como empresario, es el momento de analizar inventarios, tomarse con calma las inversiones, aprovechar los negocios de oportunidad (evitando el endeudamiento), evaluar el impacto del alza del dólar americano en los costos de producción (directa o indirectamente), incrementar el marketing de la empresa (utilizar recursos de bajo costo como las redes sociales o Internet), suspender proyectos que impliquen riesgos, frenar contrataciones o anticipar créditos si es necesario. Muy importante también revisar el plan de protección empresarial, más vale la prevención ante un evento desafortunado que tome por sorpresa y ponga en riesgo el patrimonio.

Si de la administración personal se trata, hacer un presupuesto de gastos mensual, considerando que varios precios de los artículos que se consumen en casa, muy probablemente aumentarán su valor en enero o febrero; evitar caer en la tentación de endeudamiento a meses sin intereses, ya que ello resta liquidez en el futuro cercano; utilizar de manera inteligente los recursos económicos extras de fin de año como aguinaldos o bonos para liquidar créditos o deudas, o inclusive adquirir servicios que proporcionen estabilidad económica como un Plan de Ahorro o algún Seguro de Protección para Vida, Automóviles o Gastos Médicos.

Ahora bien, lejos de sonar pesimistas, la invitación para este año que inicia es a tomar acción, permanecer alertas e izar las velas en dirección del viento que más favorezca a nuestro viaje.

¡Buen camino!

Prevento Agente de Seguros S.A. de C.V.