Menu

La importancia del rendimiento

La importancia del rendimiento

Aunque son pocas las personas que tienen el hábito de ahorrar, no muchos saben cómo funciona invertir en un Plan de Retiro o en una Afore.

Supongamos que ya tienes 30 años y estás pensando en un plan de retiro a tus 65, ahora bien, lo tuyo no son las inversiones fuertes pues tus gastos fijos y compromisos te mantienen limitado, es momento de considerar el ahorro a través de tu Afore. Muchas personas creen que con los recursos generados a lo largo de su vida laboral es suficiente, pero la realidad es que con la inflación y nuestro estilo de vida, es difícil creer que para nuestro retiro esa cantidad sea suficiente.

Una buena opción es hacer Aportaciones Voluntarias a tu Afore, y con esto no hablamos de prescindir de cosas que te gusten. Es simple:

    • Elabora un plan quincenal y asigna una cantidad mínima.
    • Cada quincena aparta esa cantidad y deposítala en tu cuenta de retiro, cada Afore tiene bancos o medios de depósito disponibles.
    • Sé constante, si por alguna situación espontánea no puedes aportar una quincena, no te desanimes y continúa haciéndolo.

Con estos tres simples pasos podrás llevar a cabo tu ahorro. Pero viene lo más importante: el rendimiento.

Éste es un buen tip que te servirá a lo largo de los años, el rendimiento de tus aportaciones es mayor, siempre y cuando seas constante y esto no tiene nada que ver con la cantidad.

¿Qué quiere decir?

Que por ejemplo si aportas voluntariamente $300 pesos mensuales, al finalizar el año tendrás mayores rendimientos que si haces una aportación bimestral de $3,000, esto se debe a que al invertir poco a poco pero constantemente, tu dinero trabaja a la par del mercado, a diferencia de una sola aportación que aunque sea de mayor cantidad, no está trabajando a la misma velocidad que si fuera mensual.

Otro buen tip es que tú eliges tu Afore.

Observa los rendimientos que te ofrecen las Afores, inclínate por aquellas que constantemente busquen los mejores rendimientos para personas de tu edad, pide información, solicita una visita de ejecutivos, conoce los planes, etc. Si por algo tu Afore no te convence ¡puedes cambiarte! anualmente se puede hacer la transición. Tu Afore te acompaña toda la vida y por ello es importante que elijas bien.

El año fiscal importa.

Si tú facturas, puedes deducir tus aportaciones, ¡aprovecha este beneficio! declarar puede ser de gran ayuda porque incluso puedes ver retroactivo tus impuestos.

Ahora que sabes un poco más de rendimientos acércate a tu Asesor de Afore o busca uno, conoce los planes de retiro y aportaciones voluntarias que pueden ser acorde a tus necesidades. Si necesitas más información, aquí puedes encontrarla.

Pensar en tu futuro te dará grandes rendimientos.