Menu

Tu ahorro también contribuye a la estabilidad financiera de México

Tu ahorro también contribuye a la estabilidad financiera de México

Una tendencia que caracteriza a los papás actuales, es que trabajan por el bienestar de sus familias y también toman acciones para prever su propio futuro económico.

Estos padres de familia modernos, disfrutan de compartir con los suyos, tienen hobbies e intereses diversos, y además, ven en el ahorro la oportunidad de lograr metas a mediano y largo plazo, así como proteger su patrimonio.

Saben muy bien que a través de la previsión financiera, aseguran la economía en el presente y futuro para ellos y sus familias.

Pese a esto, en México el ahorro a través de medios formales es un hábito que no ha logrado abrir camino en la totalidad de la población. La buena noticia es que se calcula que 6 de cada 10 personas ahorran, ya sea para metas a corto y mediano plazo o para la etapa de retiro.

Cuando una persona ahorra a través de un medio formal, está contribuyendo a la estabilidad económica del país, pues el ahorro financiero, ¬que es diferente a guardar el dinero en casa o debajo del colchón¬ forma parte importante del Producto Interno Bruto (PIB).

Aunado a lo anterior, cuando alguien ahorra formalmente a través de una institución autorizada para ese fin, recibe intereses por su dinero que de otra forma no podría tener. Estas ganancias generalmente se acumulan con el tiempo y dependiendo de la institución y del tipo o plan de ahorro, pueden llegar a generar muy buenos rendimientos.

Afortunadamente, de acuerdo con el reporte de ahorro financiero de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), poco a poco se genera más conciencia de la importancia de guardar dinero para el futuro.

Las cifras demuestran que al mes de septiembre de 2014, el ahorro financiero total llegó a 93.6% del Producto Interno Bruto (PIB), alcanzando casi los 16 billones de pesos. Tres años después, en septiembre de 2017, dicho porcentaje se elevó a 97.5% del PIB, con un saldo de 21.1 billones de pesos.

Esta previsión, además de garantizar la estabilidad económica de los individuos y las familias, beneficia al sistema financiero y a la economía del país, porque un mayor ahorro permite que se pueda financiar también el desarrollo.

¿Qué instituciones me ofrecen opciones para el ahorro formal?

Por un lado, aquellas que estén autorizadas y reguladas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), ya que dicho organismo supervisa y regula a las entidades financieras existentes en el país, de esta forma verifica que trabajen de manera equilibrada con el desempeño del Sistema Financiero y con los intereses de los usuarios. Así se protege el patrimonio de los ahorradores.

Por su parte, la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF), se encarga de supervisar que la operación de los sectores Asegurador y Afianzador se apeguen al marco normativo, preservando la solvencia y estabilidad financiera de las Instituciones de Seguros y Fianzas; de esta forma se garantizan los intereses del público usuario. Otra de sus funciones es promover el sano desarrollo de estos sectores con el propósito de extender la cobertura de sus servicios a la mayor parte posible de la población.

Bajo este esquema, las Compañías de Seguros han desarrollado productos de Protección Patrimonial y Ahorro, de manera que el contratante puede definir un esquema para ahorrar de acuerdo a sus necesidades, y al mismo tiempo tener protegida a su familia económicamente en caso de que llegara a faltar ¡todo en una misma póliza!

La ventaja de este tipo de planes es la flexibilidad que ofrecen a sus asegurados de ahorrar para los objetivos que se deseen, ya sea para el retiro, para la educación de los hijos, para grandes proyectos como la compra de una casa, emprender un negocio, entre otras posibilidades. Siempre cuidando la protección patrimonial. Además, si el ahorro es exclusivamente para el retiro, el asegurado puede acceder a ciertos beneficios fiscales.

De acuerdo con la estadística de GNP Seguros, aproximadamente el 72% de las pólizas enfocadas al ahorro son contratadas por hombres y el 28% restante por mujeres. La edad promedio de contratación es a los 37 años.

Como muestra de que cada vez existe mayor conciencia entre la población sobre el ahorro formal, GNP destaca que del total de su cartera de Seguros de Vida Individual, los planes de ahorro representan el 54%, es decir, un poco más de la mitad. Estas pólizas se distribuyen de la siguiente forma: para el retiro 20%, seguros educativos 52% y el 28% restante son productos para objetivos de ahorro variable, como compra de bienes, impulsar un negocio, entre otros.

¡Tú también puedes gozar de los beneficios del ahorro! Si entre tus planes de inicio de año está hacerlo, este es el momento ideal. ¡Permítenos asesorarte y descubre que ahorrar sí está a tu alcance!

Infórmate aquí.

Prevento Agente de Seguros S.A. de C.V.

Fuentes consultadas:

Reporte y base de datos del ahorro financiero CNBV

Qué es la CNSF

GNP