Menu

Bienestar en tiempos de crisis

Bienestar en tiempos del Coronavirus

Cuando atravesamos momentos fuertes de desequilibrio como la crisis de salud actual a nivel mundial, una tendencia natural es enfocar casi toda nuestra atención en lo que sucede en el exterior y descuidamos puntos que son esenciales para nuestro bienestar.

Con todo, es ahora más importante que nunca reforzar aquellos hábitos que nos hacen bien y tratar sobre todo de permanecer en armonía con nosotros mismos y en consecuencia con las que personas que vivimos.

Cuidar nuestros hábitos de higiene, alimentación y descanso ayudan enormemente a mantener nuestro cuerpo en balance y en el mejor estado en todos sentidos.

Sobre el tema de la higiene, los especialistas están recomendando tomar medidas generales preventivas como permanecer en casa evitando lugares concurridos, hacer Home Office, mantener distancia, desinfectar superficies, lavarse con frecuencia las manos, entre otros.

La evidencia médica hasta ahora ha demostrado que las personas más afectadas en caso de desarrollar la enfermedad por Covid – 19, son personas mayores, con alguna afección crónica, o inmunosupresión.

Dado lo anterior, reforzar el sistema inmunitario y utilizar medios naturales con propiedades antivíricas puede ser una estrategia eficaz y en nuestras manos para prevenir una posible infección o para luchar contra el virus si es el caso.

¿Cuáles son los hábitos que pueden ayudar a aumentar la resistencia a los virus?

Una alimentación basada en productos enteros y naturales, con presencia de 5 a 10 raciones diarias de frutas y hortalizas, la mitad de ellas frescas, permite el buen funcionamiento de los sistemas de defensa del organismo.

El descanso nocturno con suficiente sueño de calidad es imprescindible para mantener el número y la actividad de las células inmunitarias que detectan y eliminan los virus antes de que se conviertan en un problema.

Evitar saturarse de información. Los medios y las redes sociales están llenas de infinidad de noticas, la mayoría tristes o alarmantes. Se sugiere informarse de fuentes oficiales una vez al día y tratar de olvidarse del tema realizando otro tipo de actividades durante el resto de la jornada.

Durante el día conviene realizar paradas de trabajo y practicar ejercicios de meditación, respiración consciente, o alguna técnica de relajación.

El ejercicio físico es igualmente necesario. La actividad física fortalece la inmunidad, mejora la circulación y reduce la inflamación. Si no existe ninguna enfermedad que lo contraindique, la dosis mínima de ejercicio, incluso para las personas mayores, es de 30 minutos 3 días a la semana.

Existen algunas plantas con algunas propiedades antivíricas que pueden ayudar también a reforzar la inmunidad. Se pueden consumir con los alimentos o en infusión, algunas de ellas son: el orégano, la salvia, la albahaca sagrada, el hinojo, el ajo, la equinácea, las bayas de sauco, la regaliz y el jengibre. Si estás bajo tratamiento médico, recuerda consultar con tu doctor antes de ingerir algún multivitamínico o suplemento alimenticio.

Respecto a la preparación de alimentos de origen animal, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) hace la siguientes recomendaciones para prevenir y controlar enfermedades infecciosas:

No consumir carne cruda de animales o platos no cocinados, estas prácticas hacen que la población corra un riesgo elevado de contraer diversas infecciones. De igual forma, no manipular, condimentar, vender, preparar o consumir carne de animales silvestres o ganado enfermos o que hayan muerto por causas desconocidas.

¡Cuídate! Estamos contigo.

Prevento Agente de Seguros, S.A. de C.V.

Fuentes consultadas:
Publicación CuerpoMente

FAO