Menu

¿Cómo ayudar a tus hijos a sobrellevar el regreso a clases a distancia?

¿Cómo ayudar a tus hijos a sobrellevar el regreso a clases en línea?

Más de 30 millones de estudiantes de diferentes niveles escolares regresaron a clases durante el mes de agosto. Sólo que esta vez, para una gran mayoría el regreso a clases fue a través del uso de plataformas Online, para otros, recurriendo a la transmisión vía TV abierta a nivel nacional del programa Aprende en Casa desarrollado por la Secretaría de Educación Pública (SEP) y para otros muchos más, bajo el esquema de transmisiones de radio, libros de texto y cuadernillos de trabajo.

Si bien es cierto que a personas de todas las edades está afectando no poder realizar sus actividades como lo solían hacer, particularmente para los niños y adolescentes es más difícil por las diferentes etapas de desarrollo en las que se encuentran, lo que los hace más vulnerables; y no es fácil retomar sus estudios sin salir de casa y convivir en sus espacios de escuela relacionándose con sus amigos, compañeros y profesores.

Por esta razón, compartimos algunas recomendaciones de psicólogos especialistas que pueden ser de utilidad:

  • Para los chicos cuyo aprendizaje escolar en este momento depende de los equipos electrónicos, el acompañamiento de un adulto es indispensable para la correcta manipulación de los mismos, así como para guiarlos en su aprendizaje.
  • Como padres, podemos evitar hacer comentarios negativos respecto a las clases en línea o sobre los maestros, al contrario, resaltar los aspectos positivos de tener clases virtuales desde casa; tal vez destacar que el horario es más corto y no hay traslados, lo que se traduce en que hay más tiempo para dormir, jugar y hacer otras actividades.
  • Respetar las rutinas y horarios escolares de lunes a viernes. Es importante que mantengan sus espacios y tiempos para despertar, prepararse para la escuela, atender a clases, hacer trabajos, y tener tiempo libre para otras actividades o jugar. Para los más pequeños se puede hacer un horario de manera llamativa con fotos o colores, y trabajarlo con ellos para que sepan qué materia les toca cada día de la semana.
  • Si tu hijo lo prefiere, puede usar la playera del uniforme y de esta forma sentirse más en ambiente.
  • Asignar cerca de su espacio de trabajo un lugar donde tengan a la mano libros, cuadernos, y demás materiales escolares.
  • Ser pacientes y evitar disciplinar a los chicos durante las actividades escolares, especialmente si ellos están acostumbrados a que sus profesores usen un reforzamiento positivo, más que regaños.
  • Es importante dar la importancia y atención que requiere su escuela; como papás, tomar un baño, arreglarse y estar presentables, demostrará para los chicos respeto por las clases que están tomando.

Por otro lado, la situación que estamos viviendo es un cambio muy abrupto que genera miedo y ansiedad, por lo que expertos psicólogos recomiendan lo siguiente para fortalecer los lazos emocionales de niños y adolescentes:

  • El sentimiento de inseguridad en lo que va a suceder, se puede contrarrestar con consistencia, es decir, tratar de respetar en la medida de lo posible horarios y reglas de la casa, por ejemplo: si una familia tenía una regla sobre el tiempo que podían pasar los niños en la televisión o jugando videojuegos, lo mejor es tratar de conservar esa regla.
  • Favorecer que los niños tengan contacto con sus amigos a través de video llamadas, aunque estén en edad preescolar, pues esto puede ayudar mucho en el tema de socialización.
  • Recordar que los niños pueden aprender de muchas formas, por ejemplo, con juegos imaginarios, garabateando, dibujando, llenando una pequeña tina o fregadero con agua, seguir la instrucciones de una receta y cocinar algo sencillo, etc.
  • Procurar el ejercicio físico y las actividades al aire libre cuando sea posible, esta es una manera de aliviar la tensión o la ansiedad provocada por el aislamiento.
  • Los juegos de mesa también favorecen el aprendizaje de diferentes formas y refuerzan los lazos familiares. Destinen un tiempo para jugar, leer, ver una película o hacer ejercicio todos juntos.
  • Participar en las actividades de casa. Según sus posibilidades, recoger u ordenar juguetes, tender la cama, poner y recoger la mesa, guardar su ropa y materiales escolares.
  • Acercarse a la naturaleza. Aprovechar los espacios de la casa al aire libre para observar las estrellas, el atardecer o anochecer y contarse historias o anécdotas interesantes. Comenzar un pequeño huerto familiar también es una idea que a los chicos les puede entusiasmar y es otra manera de aprendizaje.
  • Practicar al nivel de cada niño un poco de meditación o mindfulness es una herramienta valiosa para mantener la mente en calma. Esta es una práctica con grandes beneficios para niños y adultos.
  • Tener cuidado con el exceso de información. Evitar compartir o platicar frente a ellos todo lo que circula en las redes, que las más de las veces está falseado.
  • Destacar los pensamientos positivos ante todas las circunstancias, por ejemplo, hacerles ver que al quedarse en casa, están contribuyendo a frenar la propagación del virus.
  • Trabajar juntos sus emociones, fortalecer las redes familiares y ayudarse mutuamente. Demostrar afecto entre todos los integrantes de la familia es una de las mejores armas para enfrentar una situación como la que vivimos. Recordar constantemente que “esto también pasará”.

En Prevento nuestra prioridad es tu bienestar y el de tu familia. Si requieres asesoría sobre cómo establecer un plan de ahorro que garantice la educación de tus hijos a futuro, ¡consúltanos, con gusto te asesoramos!
Recibe más información aquí.

Prevento Agente de Seguros S.A. de C.V.

Fuentes consultadas:
Observatorio de innovación educativa Tecnológico de Monterrey

Heraldo de México

DoctorAkí Blog

Foto de August de Richelieu en Pexels