Menu

Cuando fallece un familiar, ¿qué pasa con el seguro de vida? (5 pasos a seguir)

Cuando fallece un familiar, ¿qué pasa con el seguro de vida?

A continuación te presentamos recomendaciones básicas que pueden ayudarte a agilizar el proceso en caso de necesitar el cobro de un seguro de vida.

Sabemos que al perder a un familiar es difícil hacer todos los trámites siguientes al suceso, por eso es importante prepararse para que cuando pasen este tipo de cosas no estemos desprevenidos. A continuación te presentamos 5 pasos para ayudarte en este proceso tan difícil.

1. ¿Quién es el beneficiario?

Es el primer paso para poder hacer el trámite. Busca una constancia que permita demostrar que tu familiar contaba con un seguro de este tipo y que te encuentras en posición de hacer el reclamo del mismo.

2. Reúne todos los documentos que te piden.

Aquí está la lista de algunos documentos que te puede pedir la aseguradora:

· Designación de beneficiarios y en su caso, original de la póliza del Seguro de Vida Individual.

· Copia certificada por el Registro Civil del Acta de Defunción del asegurado.

· Copia certificada de las actuaciones del Ministerio Público (en caso de muerte accidental)

· Talón de pago a la fecha del fallecimiento, en original y copia o en su caso, constancia emitida por el contratante, del sueldo desglosado en percepciones y deducciones, indicando que es el salario a la fecha del siniestro.

· Copia al carbón de la hoja única de servicios (sólo pólizas de gobierno) con sello y firmas originales indicando el motivo de la baja, con nombre y cargo de los responsables de su elaboración.

· Identificación oficial en original y copia del asegurado y/o beneficiarios:

    • Comprobante de domicilio en caso de que la identificación oficial no lo contenga. (Deberá tener una antigüedad no mayor a 3 meses.)
    • Solicitud de pago del asegurado o beneficiario debidamente requisitado en el formato establecido por la aseguradora.

3. Acércate a la aseguradora.

Ya que tienes reunidos los documentos necesarios, habla con la aseguradora para que empiece todo el trámite. Apóyate en tu agente de seguros, él te puede asesorar en estos casos, ya que no sólo puede resolver tus dudas, sino también puede acercarse con tu aseguradora para obtener mayor información sobre tu póliza de vida.

4. Considera los impuestos.

Si eres familiar directo del asegurado (cónyuge o con quien vivía en concubinato, o pariente ascendiente o descendiente), no debes pagar impuesto alguno al recibir la suma asegurada, si por el contrario, no eres familiar, te harán una retención del 20% sobre el monto de las cantidades pagadas, sin deducción alguna.

5. Confirma el proceso de entrega.

Las formas en que puedes recibir la suma asegurada son a través de cheques nominativos o mediante una transferencia electrónica, esto último siempre y cuando también entregues un estado de cuenta en tu documentación.

 

Si requieres de mayor información contacta a tu agente de seguros Prevento o visita: http://www.profeco.gob.mx/encuesta/brujula/bruj_2014/bol293_Descanse_paz.asp