Menu

EL SGMM, un poco de información

EL SGMM, un poco de información

Si estás por contratar un SGMM o tienes alguna duda sobre su funcionamiento, aquí te damos algunos tips.

¿Qué diferencia existe entre la suma asegurada, el deducible y el coaseguro?

La suma asegurada es el monto máximo que tienes disponible para cubrir cualquier padecimiento y esa cantidad será cubierta por la aseguradora en caso de enfermedad o accidente.

Deducible es una cantidad fija que se establece al momento de contratar, la cual tienes que cubrir al solicitar a la aseguradora que se haga cargo de tus gastos médicos.

Coaseguro es un porcentaje con el que tú participas, que va del 0% al 30% sobre la cuenta final del hospital y debes revisar que tenga un tope para que no afecte tu presupuesto.

Todas las aseguradoras ofrecen la reducción o eliminación de estos conceptos por accidente.

El tabulador médico es un límite máximo de dinero que está disponible para cubrir los honorarios de los médicos que te atiendan, por padecimiento o por accidente.

Si sales de viaje al extranjero hay 2 coberturas que te pueden interesar: la emergencia médica en el extranjero que sólo aplica para los gastos que se generen de cualquier emergencia médica o accidente que tengas mientras estés de viaje o la asistencia en viajes que cubre todos los gastos adicionales que se generen durante la emergencia médica, como traslado de un familiar, repatriación en caso de rehabilitación, etc.

Las aseguradoras dividen sus hospitales en categorías y si asistes a uno con categoría más alta a la contratada en tu póliza, la aseguradora te penalizará sobre el deducible y coaseguro, pero si asistes a uno de categoría más baja se te bonifica tu deducible y coaseguro.

Te recomendamos tener a la mano qué hospitales pertenecen a la red de tu aseguradora para que no te salgas de tu presupuesto.

Cuando el Médico o el Hospital no pertenecen a la red se tendrá que solicitar una factura a nombre de la aseguradora para que se te pueda reembolsar la cantidad pagada.

Existen algunas circunstancias o restricciones que no son admisibles a ser cubiertas por un seguro, como por ejemplo:

Personas con más de 64 años sólo son cubiertas por pocas aseguradoras y más de 72 ninguna, enfermedades terminales, enfermedades degenerativas, con trabajos de riesgo que no pueden ser incluidos en la cobertura, con actividades deportivas a nivel profesional.

Las aseguradoras no consideran la maternidad como una enfermedad, así que en estos casos para cubrir los gastos se da una indemnización que varía dependiendo de la aseguradora con la que estés.