Menu

Izar las velas y continuar con el viaje

Izar las velas y continuar con el viaje

Ante un panorama mundial económicamente impreciso por las razones que todos conocemos, más que temor o pesimismo, lo mejor que podemos hacer es elaborar y llevar a la práctica un plan de acción.

Hace algún tiempo, leí un artículo en donde metafóricamente se hace la comparación de dirigir una empresa, con conducir un auto ante un panorama económico que se torna nebuloso. En el artículo se plantea una situación en donde cualquier conductor de automóvil, sin importar su destino, ante los nubarrones o cualquier cambio en las condiciones que denoten amenaza, por instinto extrema precauciones: reduce la velocidad y está atento a los cambios y situaciones de su alrededor; así como de los movimientos que realicen los demás conductores, con el fin de continuar su camino y llegar a su destino de manera segura.

¡Nada más apegado a la realidad! Si mi parabrisas carece de visibilidad en estos momentos de incertidumbre económica, debo actuar con cautela, esperar y mantenerme al tanto de los acontecimientos a lo largo de los meses.

La presencia de una contingencia sanitaria como la que vivimos en estos momentos, ha traído sí, la pérdida de muchos, muchos empleos y el cierre de empresas, y al mismo tiempo también ha generado nuevas oportunidades en otras áreas.

Los negocios dedicados a comercializar productos básicos como alimentos, registraron incrementos en ventas. Por mencionar un ejemplo, Grupo Lala reportó un incremento en sus ventas durante el primer trimestre del 3.7% derivado de la demanda de las compras impulsadas por el Covid-19, lo que llevó a la empresa a reforzar y aumentar su producción.

Por otra parte, la venta de computadoras en México durante el mes de abril tuvo un incremento del 40% respecto al año anterior, esto como resultado de la necesidad de estar conectados en todo momento para hacer home office o home schooling, y para consumir contenido vía streaming como: cursos, películas, video juegos, música, etc.

En este sentido, se espera que el despliegue de software y su infraestructura como servicio, tenga un crecimiento del 17% en lo que resta del 2020 y que el sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en el país tenga una recuperación en el 2021 de hasta el 6.6%. Las empresas de paquetería son otro rubro que también ha visto incrementada su demanda durante este periodo.

Y no necesariamente hablemos de los grandes corporativos, creo que la mayoría de nosotros hemos sido testigos de cómo algunos negocios pequeños dedicados a la comercialización de productos esenciales, específicamente alimentos como: fruterías, carnicerías, pollerías, expendedoras de pan, abarroteras y tiendas misceláneas, por mencionar algunos, han mantenido o aumentado sus ventas durante este periodo.

Los economistas sugieren que, como dueño de tu empresa o administrador de tus propias finanzas, ahora es tiempo de hacer un análisis de la situación empresarial o personal y tomar acciones.

Si eres empresario

Como empresario, es el momento de analizar inventarios, tomarse con calma las inversiones, aprovechar los negocios de oportunidad (evitando el endeudamiento), evaluar el impacto del alza del dólar americano en los costos de producción (directa o indirectamente), incrementar el marketing de la empresa aprovechando las plataformas tecnológicas que ofrecen las redes sociales o el Internet, las cuales con una buena estrategia, ofrecen una capacidad extraordinariamente eficaz de llegar a los posibles compradores.

De igual forma, suspender proyectos que impliquen riesgos, frenar contrataciones o anticipar créditos si es necesario. Muy importante también revisar el Plan de Protección Empresarial, más vale la prevención ante un evento desafortunado que tome por sorpresa y ponga en riesgo el patrimonio.

Finanzas personales

Para administrar las finanzas personales, se sugiere hacer un presupuesto de gastos mensuales, tomando en cuenta que varios precios de los artículos que se consumen en el hogar, muy probablemente aumentarán su valor. Es recomendable considerar gastos de casa, transporte, comida, escuelas, seguros, créditos, hipotecas e inversiones; evitar hacer compras de pánico.

Crear un ahorro de emergencia que cubra entre 3 y 6 meses de tus gastos (se sugiere el 20% del ingreso).

Evitar caer en la tentación de endeudamiento a meses sin intereses, ya que ello resta liquidez en el futuro cercano; utilizar de manera inteligente los recursos económicos extras como reparto de utilidades o bonos de compensación para liquidar créditos o deudas.

Tener cuidado con las inversiones que impliquen grandes sumas de dinero, por la inestabilidad que presentan los mercados, sin embargo, si ya cuentas con inversiones en la bolsa o en otros instrumentos, no es el momento de retirarlas, a pesar de que las bolsas están presentando caídas, los expertos indican que se recuperarán una vez superada la pandemia.

Por supuesto, de igual forma se recomienda mantener o adquirir productos que proporcionen estabilidad económica como: Plan de Ahorro, Seguro de Vida, Automóviles o Gastos Médicos. En este sentido, las Compañías de Seguros están haciendo grandes esfuerzos por facilitar que sus clientes y asegurados mantengan su protección a la medida de sus posibilidades.

Ahora bien, lejos de sonar pesimistas, la invitación para continuar con la jornada, es a tomar acción, permanecer alertas e izar las velas en dirección del viento que más favorezca a nuestro viaje.

En Prevento, nuestro principal interés es que tengas un buen camino, si deseas asesoría para adquirir o continuar con tu Plan de Seguros y Protección Personal o Empresarial, ¡contáctanos, con gusto te asesoramos!

Más información aquí.

Fuentes consultadas:

Forbes

Milenio