Menu

¿Por qué adquirir un Seguro de Gastos Médicos Mayores?

¿Por qué adquirir un Seguro de Gastos Médicos Mayores?

Definitivamente, uno de los activos más valiosos que poseemos es nuestra salud, por lo que para la mayoría de nosotros resulta de gran importancia realizar las acciones y actividades necesarias para preservarla.

Afortunadamente, cada vez hay mayor conciencia de que hábitos sanos, entre los que se incluyen una alimentación adecuada y balanceada, ejercicio y chequeos médicos de rutina; son factores clave para gozar de una buena salud.

Aun así, como riesgo inherente al simple hecho de “existir”, no estamos exentos de sufrir eventualmente alguna enfermedad o accidente, que en el mejor de los casos, podremos solventar con nuestros propios recursos, pero… si requerimos de cirugía o tratamiento largo o costoso, al no contar con protección médica, léase prestaciones para empleados, instituciones de seguridad social (IMSS, ISSSTE, Secretaría de Salud, etc.), los altos precios de los servicios médicos pueden acabar con el ahorro y patrimonio que con trabajo y esfuerzo hemos logrado construir, o peor aún: dejarnos sin patrimonio y gravemente endeudados.

Posiblemente hemos escuchado de casos como el anterior y al mismo tiempo conocemos historias mucho más alentadoras en las que a pesar del sentimiento que acompaña a una situación grave de salud, el Seguro de Gastos Médicos cubrió (a veces por años) las cuentas médicas, alcanzando en ocasiones cifras estratosféricas.

Panorama del gasto en servicios de salud en México (Seguro Privado)

De acuerdo a datos proporcionados por el CIEP (Centro de Investigación Económica y Presupuestaria), el 50% del gasto del país en salud es privado.

Según el informe de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), durante el último año, las compañías de seguros que comercializan productos para proteger la salud en el país cubrieron más de 900 mil accidentes y enfermedades, con un costo superior a los 35 mil millones de pesos.

De acuerdo al reporte, prácticamente el 64% del monto pagado se destinó a la atención de cinco grupos de padecimientos:

  • Neoplasias (masa anormal de tejido) (18.4%)
  • Enfermedades del aparato digestivo (12.9%)
  • Enfermedades del sistema osteomuscular y del tejido conectivo (12.7%)
  • Traumatismos, envenenamientos y otras consecuencias de causa externa (10.7%)
  • Enfermedades del sistema circulatorio (9.2%)

Por otro lado, cifras de la AMIS declaran que las reclamaciones más frecuentes reportadas por las aseguradoras son: la atención de parto y cesárea, con el 10.2% de los casos, le siguen las luxaciones, los esguinces y las torceduras cuyo porcentaje corresponde al 2.5%, así como el trastorno interno de la rodilla, con 2.1%.

De acuerdo a estos datos, en 2015, de las 32 compañías que operan el ramo de salud, 15 de cada mil asegurados presentaron un siniestro mayor a un millón de pesos.

Cómo está repartido el servicio médico en el país

Al cierre de 2014, (estadística más reciente) la AMIS reporta que sólo el 7.7% de la población del país (nueve millones de mexicanos) cuentan con un seguro de Gastos Médicos que les garantiza el acceso a los servicios médicos de salud privados.

Por otro lado, el sistema de salud nacional (IMSS, ISSSTE, Seguro Popular) reporta de acuerdo a cifras de 2015, lo siguiente:

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cuenta con 61,864,971 beneficiarios (entre trabajadores, pensionados y sus familiares).

El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) cuenta con 12,973,731 beneficiarios (entre trabajadores, pensionados y sus familiares).

El Seguro Popular atiende a 57.3 millones de afiliados.

En contraste, la población total del país asciende a 119 millones 530 mil 753 (encuesta intercensal 2015, INEGI).

Cultura de Protección Financiera

“Cuando una persona sufre un accidente o enfermedad se puede generar una crisis en la economía y bienestar de las familias. El seguro médico es una inversión que ayuda a prevenir y atender eventualidades relacionadas con la salud, pero también a disminuir el impacto económico que se genere por la atención y recuperación de las personas”, declaró la dirección de Seguros Médicos y Salud de AMIS.

Podemos también mencionar que igualmente disminuye el estrés provocado ante estas eventualidades, lo que contribuye notablemente a una mejor y más pronta recuperación así como a un mejor manejo de la situación por parte de todos los involucrados.

La nueva cultura de protección financiera en México está orientada a que las personas cuyo nivel de ingresos les permite tener acceso a médicos y hospitales privados, deben adquirir un seguro de gastos médicos mayores que les permita el acceso a los servicios privados de salud sin correr el riesgo de un desequilibrio económico; consideran los expertos en la materia que el monto ideal a destinar para el pago anual de este seguro no debe sobrepasar al equivalente de un mes y medio de ingresos.

Por último, una enfermedad o accidente por su gravedad puede representar un fuerte impacto en la estabilidad económica o patrimonial de quien la sufra. El seguro de Gastos Médicos Mayores está diseñado para apoyar al asegurado a hacerle frente a este tipo de situaciones… y brindar tranquilidad en el proceso.