Menu

Qué considerar antes de contratar un crédito hipotecario

Qué considerar antes de contratar un crédito hipotecario

Si vas a contratar un crédito hipotecario para adquirir tu nuevo hogar, evalúa muy bien los siguientes aspectos proporcionados por especialistas en la materia, antes de decidirte por alguna opción; de manera que la adquisición de tu casa o departamento sea lo menos cara.

Un crédito hipotecario es un contrato por medio del cual una entidad financiera presta al usuario una cantidad de dinero para adquirir un inmueble, que quedará en garantía hasta que se libere la deuda. Las partes involucradas convienen un plazo y las condiciones para pagar la cantidad prestada. En caso de incumplimiento, el acreedor tiene derechos de propiedad sobre el bien que fue establecido como garantía.

Lo anterior no significa que el deudor hipotecario no sea dueño del inmueble desde el primer momento. Por lo tanto, tiene la facultad de alquilar o incluso vender su bien, dentro de lo pactado al contratar el préstamo. Un crédito hipotecario no sólo sirve para comprar una casa, sino que también para remodelar o construir una vivienda.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), aconsejó que, para tomar la decisión, se evalúe la información desde el punto de vista del pago total que se hará al final del plazo convenido por la compra de un inmueble; de acuerdo a la mensualidad más baja, o bien, por la menor tasa de interés.

De igual forma, es importante considerar las comisiones, es decir, las cuotas extras que cobran los acreedores por manejar el crédito, tales como:

  • Comisión por apertura: consiste en el porcentaje que cobra el banco al inicio de la operación por conceder la hipoteca.
  • Comisión por amortización anticipada: es la cuota que cobra la institución financiera por anticipar pagos y reducir la deuda (esta comisión se cobra en compensación por la reducción de intereses que conlleva el pago anticipado).
  • Comisión por subrogación de la hipoteca: aplica en caso de que se decida vender la propiedad hipotecada y que el comprador deba pagar el restante de la hipoteca.
  • Comisión por cancelación de la hipoteca: se cobra cuando se liquida la deuda en su totalidad antes del plazo convenido.

Plazos, Tasas y CAT

En cuanto al Plazo, Tasa, Denominación y CAT; los especialistas consideran que el financiamiento más adecuado es aquel a un plazo de 15 años, a tasa fija, en pesos y con el menor Costo Anual Total (CAT).

Crédito a 15 años: es el tiempo adecuado para pagar un inmueble y sufragar la deuda lo más pronto posible.

Aunque hay créditos a 20 años, los expertos coinciden que al tardar más en pagar el préstamo solicitado se incrementa el costo financiero. Aunado a esto, el riesgo es mayor “no tenemos certeza de lo que pasará de aquí a 20 años; sin embargo tenemos mayor certidumbre de lo que podría ocurrir en 15 años”, comentó Carlos Angulo, Director General de Coldwell Banker Urbana.

Tasa fija: las tasas fijas dan certeza de lo que se pagará, independientemente de lo que ocurra en el sector financiero, mientras que las tasas variables pueden iniciar en 7.40 y después incrementarse hasta 13 por ciento. Si esto llegara a ocurrir, el pago sería 40 por ciento mayor por el producto final.

Si optas por tomar un crédito con tasa variable, es recomendable saber cuál es el tope máximo al que puedes llegar, pero esta opción es poco recomendable.

Denominación en pesos: los especialistas sugieren no adquirir un crédito en salarios mínimos, UDIS (Unidades de Inversión), ni en dólares; pues debido a la volatilidad de éstos y la tendencia de incremento, la deuda también podría crecer. De hecho aconsejan que quien tenga un crédito hipotecario en salarios mínimos, lo cambie a pesos lo más pronto posible.

Costo Anual Total (CAT): es una medida estandarizada del costo de financiamiento, expresado en términos porcentuales anuales que, para fines informativos y de comparación, incorpora la totalidad de los costos y gastos inherentes a los créditos que otorgan las instituciones.

Hay que estar atentos de los gastos que incluyen las instituciones y que hacen que aumente este costo; a veces no es tan conveniente la mejor tasa, sino el menor CAT; comentó Angulo.

Por último, es aconsejable obtener un crédito hipotecario lo más joven que te sea posible, consultar y comparar con distintas instituciones para que la compra sea más favorable y procurar adelantar pagos que amorticen capital.

Si requieres comenzar un plan de ahorro que genere un capital como primer paso para adquirir tu casa o departamento, o bien, hacerle mejoras al inmueble en el que vives, o liquidar un préstamo hipotecario, acércate a nosotros, con gusto te orientamos.

Prevento Agente de Seguros S.A. de C.V.

Fuentes consultadas: Periódicos El Financiero y El Economista.