Menu

¿Qué necesitas para comprar o rentar una casa?

¿Qué necesitas para comprar o rentar una casa?

Si después de realizar una búsqueda exhaustiva, finalmente encontraste el inmueble que satisface tus necesidades, las siguientes recomendaciones te resultarán útiles.

Compra de una casa o departamento

Inicio del proceso

Negocia el precio. Cuando vas a comprar una propiedad usada generalmente puedes negociar el precio. Tu agente inmobiliario te podrá orientar dándote una “opinión de valor”, de acuerdo a su experiencia y respecto a otras propiedades en venta similares en la zona.

Anticipo. Para cerrar el acuerdo de negociación y dejar por escrito el interés de ambas partes en la compra-venta usualmente se da un anticipo con cheque o transferencia bancaria a nombre del propietario legal del inmueble. Generalmente es de un 10% del precio negociado. Este dinero otorgado en anticipo, forzosamente debe tener un respaldo jurídico, se debe mencionar como parte del contrato de compra-venta.

Tratándose de una propiedad nueva, el anticipo constituye el “enganche” y el monto varía entre el 10% y el 30% sobre el valor de la propiedad, de igual forma se debe especificar en el contrato de compra-venta. Si el inmueble está en proceso de construcción se firma un “Contrato de Promesa de Compra-Venta“.

Elección del Notario

Si la compra es con un crédito hipotecario, el banco elige al Notario; o bien, te ofrece una lista de notarios autorizados que puedes elegir.

En una compra entre particulares, pueden elegirlo de común acuerdo. Si percibes dolo o mala fe por parte del Notario, estás en tu derecho de solicitar un cambio.

En la primera visita al Notario, se le entregarán las escrituras de la casa. A partir de este momento, él se encargará de todo el proceso, iniciando con los trámites correspondientes para asegurarse de que todo esté en regla y solicitar a las autoridades correspondientes los “Certificados de No Adeudo” o de “Libertad de Gravamen” del bien inmueble. Este proceso no debe tardar más de 30 días hábiles. Una vez obtenidos estos datos, se realiza un “Avalúo Fiscal”, con el cual se determinarán los impuestos que deberás pagar como comprador.

Una vez elaborada la escritura, se procederá a la firma de ésta.

Documentos más importantes durante el proceso

Escritura. Este documento representa seguridad jurídica respecto del inmueble en cuestión, incluye información como: dimensiones del terreno, metros cuadrados construidos, nombre del propietario (solamente esta persona puede vender el inmueble) y bajo qué régimen fue adquirido.

Adeudos. En algún momento del proceso, el Notario Público verificará posibles gravámenes o problemas de litigios de la propiedad, sin embargo, para evitar contratiempos, es importante que por tu cuenta verifiques que el inmueble no tenga adeudos, por ejemplo:

  • Gravamen. Adeudos por créditos hipotecarios o problemas de embargos. Aplica para vivienda nueva y usada.
  • Predial. Verifica que todos los pagos estén al corriente. Aplica para vivienda nueva y usada.
  • Adeudos de Servicios. Usualmente el Notario no revisa estos conceptos, por lo que te sugerimos verificar que todo esté en orden. Así como las cuotas de mantenimiento y administración en caso de que se trate de un departamento o casa en condominio.

Contrato de Compra-Venta. Se utiliza para comprar una casa nueva o usada. Constituye un acuerdo legal que, en caso de ser incumplido tiene repercusiones legales para ambas partes. Generalmente se utiliza un contrato machote, sin embargo es importante verificar que contenga las cláusulas específicas del acuerdo, pues no todas las compras son iguales. Aquí se especifican las condiciones en que se realizará la compra como: fecha, lugar, características de la propiedad, precio y penalizaciones, en caso de que alguna de las partes incumpla.

Es muy importante revisarlo y estar perfectamente de acuerdo con todos los puntos antes de firmarlo, o en su defecto, hacer las modificaciones pertinentes, ya que la firma de este contrato, constituye el inicio del proceso final de compra.
Firma de escrituras

A la firma se presentan el comprador y el vendedor. Es en este momento cuando deberás liquidar la propiedad, ya sea con un cheque certificado o una transferencia bancaria. Una vez que las partes hayan firmado, el Notario presenta copia de los siguientes documentos:

  • Avalúo de la propiedad
  • Certificados de No adeudo al Registro Público
  • El pago de impuestos para que el Registro Público haga la inscripción de la operación de compra-venta

En el caso de una vivienda nueva, las escrituras son firmadas primero por el comprador ante el Notario, posteriormente, una vez que el banco ha hecho la transferencia del pago total de la propiedad, le hace llegar las escrituras al Desarrollador o Constructor para su firma.

Arrendamiento de una casa o departamento

El arrendamiento es un acuerdo que estipula las condiciones y responsabilidades a través de un “Contrato de Renta”, tanto en el caso del Propietario como del Inquilino.

Si vas a rentar un inmueble, considera los siguientes puntos:

Contrato de arrendamiento. Estipula el monto mensual del arrendamiento, la fecha en que se vence el pago y los términos, así como lo que sucederá si una de las partes rompe el contrato. También contiene otros requisitos estipulados por el propietario. Es recomendable leer cuidadosamente tu contrato de arrendamiento antes de firmarlo, ya que serás responsable legalmente por todo lo que incluye el arrendamiento. Cada contrato establece sus propias penalidades por incumplimiento.

Depósito de seguridad. Es común que los propietarios soliciten un depósito de seguridad como garantía del cumplimiento en el pago de la renta o para reparar algún daño que se cause al inmueble. Es una práctica que este dinero se reembolse dentro de un plazo de 30 días al finalizar el arrendamiento o bien, en el plazo estipulado en el contrato de arrendamiento.

Aval. Por lo general, el propietario solicitará la presencia de un aval, el cual es una persona que compartirá contigo la responsabilidad financiera del arrendamiento en caso de incumplimiento de tu parte.

Fianza de arrendamiento. Si no cuentas con un aval o fiador, otra opción es contratar una Fianza de Arrendamiento.

Seguro de inquilino o arrendamiento. El dueño del inmueble es responsable de asegurar el inmueble, sin embargo, muy probablemente te solicite que contrates un Seguro de Arrendamiento que cubra tus pertenencias por daños o robo (contenidos), así como los daños que puedas causar a terceros.

Sea cual sea tu momento de vida, seas propietario o arrendador, con gusto te asesoramos para proteger tu hogar con nuestro Seguro para Casa Habitación.

Prevento Agente de Seguros S.A. de C.V.

Fuente consultada: Metroscubicos.com