Menu

¿Vas a comprar tu primer auto?

¿Vas a comprar tu primer auto?

Siempre hay una primera vez para todo y a la hora de comprar nuestro primer automóvil se pueden cometer varios errores por no estar bien informado.

Cuando llegamos a los primeros años de la adultez entramos a una etapa en la estamos en constante aprendizaje sobre cómo administrarnos sin necesidad de que alguien más lo haga por nosotros. Al empezar a recibir nuestro salario, cometemos el error de gastarlo porque quizás vivimos aún con nuestros padres que nos apoyan en la mayoría de los gastos y si éste no es el caso, nos vemos en un problema porque tenemos deudas por no saber las prioridades económicas.

La primera vez que queremos adquirir, por nuestros méritos, un automóvil hay algunas responsabilidades y cuestiones que deberemos tomar en cuenta. Aquí te contamos cuáles son:

Para empezar, existen diferentes tipos de compra para un automóvil, te recomendamos que escojas la que mejor vaya con tu economía y posibilidades, sé realista y evita deudas desde el inicio:

1. Al contado: La forma más práctica es pagar el total del automóvil porque nos podremos evitar años de pago. El problema será tener el suficiente capital para lograr este tipo de pago.
2. Crédito: Esta forma ayuda por si no puedes cumplir el anterior tipo de pago. Lo que debes tener presente es buscar mensualidades que no afecten tu economía para no retrasarte en los pagos y evitar una deuda con tu automóvil.
3. Autofinanciamiento: Es un sistema integrado por personas interesadas en adquirir un automóvil. Los integrantes de este grupo hacen aportaciones periódicas que van creando un fondo común, vigilado por un fideicomiso encargado de decir a quiénes se les destinarán dichas cantidades de adquisición.

Tras superar la etapa económica y escoger un modelo adecuado a tu economía, existen más errores de los cuales te debes de cuidar, ya no son tan económicos, sino emocionales:

· No dejes que la emoción te gane. No te vayas por el coche más lindo, sino por el que más te conviene y que sea acorde a tus necesidades. No sirve de nada si te compras un automóvil deportivo para viajar por carretera si no sales de la ciudad.
· La prueba de manejo es la prueba de amor. Es importante no saltarse este paso, ya que puedes conocer mejor el automóvil y comprobar si te sientes cómodo con él. Una cosa es cómo lo ves por fuera y otra muy diferente es cuando lo manejas.
· Visita más agencias. La primera opción no siempre es la mejor. Revisa más opciones de automóviles y más opciones de pagos para cada uno.
· Sin prisas es mejor. Cuando vayas a ver algunas opciones de automóviles, es importante que vayas relajado y sin prisas. Escuchar al vendedor y ver lo que el automóvil te ofrece es esencial.

Estos son algunos factores que debes tener en cuenta, si en verdad no entiendes absolutamente nada, tranquilizate, puedes apoyarte en amigos y familiares que sepan del tema y te asesoren en el momento.