Menu

Aumenta el robo de transporte de carga en las carreteras del país

Aumenta el robo de transporte de carga en las carreteras del país

De acuerdo con declaraciones de José Refugio Muñoz, vicepresidente ejecutivo de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (CANACAR), este año se ha incrementado el robo a transporte de carga en nuestro país.

Las estadísticas apuntan que la tendencia continuará incrementando en lo que resta del año, así como ocurrió en 2016 respecto al 2015; por lo que Muñoz hace un llamado a las autoridades a tomar cartas en el asunto.

De acuerdo con cifras de la CANACAR, en 2016 se registraron 1,770 robos en todo el año, lo que representa un 62% más que en 2015 y en el primer trimestre de 2017 se reporta un incremento del 40% respecto del año pasado.

En cuanto a la recuperación de las unidades, comentó que el 50% de las unidades robadas no son recuperadas, convirtiéndose en un problema que ha rebasado totalmente a la industria, incluso a las autoridades.

En este sentido, señaló que la CANACAR ha tratado de impulsar una iniciativa de reforma a la ley para que el delito de robo al transporte sea considerado un delito de Orden Federal, por lo que se espera la respuesta de los legisladores en torno a este planteamiento.

El modus operandi es prácticamente el mismo en todos los casos: interceptan los vehículos en tránsito y los conductores son privados de su libertad de manera momentánea, con el riesgo latente de que sufran daños hacer su persona.

Cabe mencionar que este delito deja pérdidas anuales de 1,800 millones de pesos al sector empresarial.

¿Qué se puede hacer para prevenir robos al transporte?

Expertos en transportación recomiendan:

1. Contar con personal confiable
El recurso humano es el factor más importante, por lo anterior es necesario realizar un estudio minucioso del personal al cual se le va a dar la mercancía y establecer si es una persona confiable. Dentro de los estudios que se pueden realizar son:

  • Estudios socioeconómicos
  • Exámenes psicométricos
  • Pruebas antidoping
  • Análisis de antecedentes laborales

2. Cuidar la información confidencial
Para un delincuente, mientras mayor información tenga del producto a robar más fácil será su robo, por lo que es de suma importancia controlar toda la información de los embarques. Se debe tener especial cuidado en qué tan fácil es el acceso a cierta información, así como el tipo de producto a transportar, el monto del producto, la hora de salida, la hora de llegada a cita, el destino, la ruta y las características del transporte (placa, color, etc.). No está de más mencionar que si el delincuente cuenta con este tipo de datos es más fácil que planee el robo y lo realice con mayor precisión.

3. Establecer políticas de seguridad en el transporte
Aquí es donde prácticamente la mayoría de las empresas falla, ya que no cuentan con políticas definidas para la operación segura. Los expertos aseguran que el 70% de los robos al transporte podrían evitarse si se hiciera de esta forma.

Dentro de este rubro se puede mencionar:

  • Embarcar sólo unidades con tanque de gasolina lleno.
  • Verificar que las unidades de transporte estén en perfectas condiciones mecánicas.
  • No permitir paradas no programadas para ir a comer, ir al baño, comprar cigarros, etc.
  • No llevar a ninguna persona ajena a la operación de transporte dentro la unidad.

Estas medidas son muy importantes y ayudan en gran medida a minimizar el robo, ya que un gran porcentaje de asaltos a transporte se hacen cuando la unidad está detenida, ya sea porque el operador se detuvo a revisar alguna falla mecánica, a comer, al baño o para dejar a un amigo en el camino.
Mientras más tiempo se tenga la unidad circulando menor será el riesgo de exponerse a un robo.

4. Evitar uso de rutas, zonas y paradas inseguras
Las zonas consideradas de alto riesgo, son conocidas por la mayoría de los transportistas en nuestro país debido a su nivel de delincuencia. Estableciendo una logística adecuada se pueden evitar el uso de éstas, definir lugares y zonas seguras para pausas programadas ya sea para alojamiento o alimentación, de tal manera que una parada de descanso a un restaurante o para cargar combustible se haga bajo un ambiente de bajo riesgo.

5. Falta de capacitación al personal
Como ya se había mencionado antes, el factor humano es el recurso más importante. Por ello es sumamente importante que los operadores de transporte estén bien capacitados, no sólo en cuestión de conducción o manejo de carga, sino también en qué hacer antes, durante y después de un robo, este tipo de preparación puede ayudar a prevenir un robo si el operador se percata antes de que suceda.

Y del mismo modo, si sabe qué hacer después del robo facilita la averiguación posterior de lo ocurrido. El agilizar los trámites del seguro y del levantamiento del acta puede contribuir a una posible recuperación de la mercancía.

6. Establecer comunicación y monitoreo con las unidades en ruta
Normalmente se carga la mercancía dentro de la unidad de transporte y no se sabe qué es lo que pasa con la mercancía hasta que llegó a su destino. Es preferible que el operador cuente con los medios de comunicación necesarios para mantener contacto frecuente, ya sea con su línea transportista o con la misma empresa, de tal modo que pueda dar aviso oportuno ante cualquier intento de robo o algún percance como accidente o falla mecánica. De igual manera la empresa o línea transportista puede establecer medidas que ayuden a identificar una posible situación de riesgo, ya sea porque el operador no se ha comunicado en un periodo prolongado o porque no responde a las llamadas.

Dentro de los medios de comunicación que puede tener la unidad de transporte pueden ser radio, celular e incluso para la localización de la unidad, se recomienda equipo de rastreo satelital.

7. Definir un seguimiento en la entrega al cliente
Otro porcentaje importante de robos se da principalmente a la hora de entregar la mercancía con el cliente, ya que debido a una logística errónea la mercancía puede no ser recibida a tiempo y esto ocasiona que la unidad esté expuesta durante tiempos prolongados fuera de las instalaciones del cliente y con el riesgo de que se presente algún siniestro de robo. Una buena logística consiste en que la mercancía se encuentre el menor tiempo posible expuesta y se pueda descargar en forma oportuna para resguardarla dentro de las instalaciones del cliente.

Si deseas conocer lo que un Seguro de Transporte de Mercancías puede hacer por tu negocio, infórmate aquí

Para Prevento tu seguridad es lo más importante.

Prevento Agente de Seguros S.A. de C.V.

Fuentes consultadas:
Transporte
SDP Noticias
Transportes Desire