Menu

¿Es bueno o no sacar un crédito hipotecario?

¿Es bueno o no sacar un crédito hipotecario?

Si bien un crédito hipotecario nos permite poder disfrutar de una vivienda en corto plazo, es importante para nosotros compartirte cuáles son sus puntos a favor, así como sus desventajas, de manera que en su momento tomes la decisión más adecuada.

Ventajas del crédito hipotecario

  • Poder estrenar tu casa o departamento en un plazo corto de tiempo.
  • En vez de pagar renta, invertir ese dinero al pago de un inmueble propio.
  • Ofrece diferentes opciones de pago y poder elegir la forma de amortización que más se adapte a tus necesidades.
  • Actualmente existe mucha oferta por parte de los bancos, lo que ha traído ventajas para los consumidores como: plazos fijos, bajas tasas de interés, disminución en los costos de comisión por apertura o por pagos anticipados, etc.
  • Si cuentas con algún tipo de apoyo para la vivienda (INFONAVIT, FOVISSSTE), puedes aprovechar los programas para compra de casa habitación en los que puedes utilizarlo y complementar con un préstamo hipotecario bancario.
  • De acuerdo a las disposiciones fiscales, algunos créditos hipotecarios ofrecen beneficios tributarios, como disminución en el pago de impuestos.
  • Ese tipo de crédito lo puede emplear también para comprar un terreno, una oficina, un local, etc.

Puntos que debes considerar

  • Al adquirir un crédito hipotecario, tú eres el deudor y cedes el poder o el derecho de la propiedad a la entidad financiera.
  • El acreedor es el banco o entidad financiera que otorgó el préstamo y está legítimamente autorizado para exigir el pago o cumplimento de la deuda.
  • En algunas ocasiones, la entidad financiera solicita un “aval o deudor solidario” como una garantía para el pago del crédito. Este aval debe tener un salario fijo o bienes raíces que respalden la deuda.
  • Las opciones de plazo de tiempo más comunes son de 10, 15 o 20 años y el tipo de interés puede ser fijo o variable.
  • Verifica si puedes liquidar el crédito antes del tiempo establecido y si hay alguna penalización por hacerlo.
  • Entre más largo sea el plazo del tiempo pactado, más dinero vas a pagar por el crédito. Evalúa bien las diferentes opciones en plazos y el costo efectivo de cada una de ellas.
  • Antes hay que considerar los tiempos de respuesta del crédito, costo anual total (CAT), enganche, gastos notariales y seguros.
  • Tu capacidad de endeudamiento, es decir, que el monto mensual que pagues por el total de tus deudas (hipoteca, tarjetas, otros préstamos, etc.) no sea mayor al 30% de tus ingresos.

Para adquirir un bien inmueble siempre es necesario contar con liquidez que te permita dar un buen enganche y no quedar con una deuda muy alta en el banco o por mucho tiempo. Por otro lado necesitas considerar gastos notariales, avalúos, pagos extraordinarios e incluso el hecho de que el bien que adquieras necesitará alguna remodelación o equipamiento.

¡Haz tu sueño realidad! En Prevento contamos con diferentes Planes de Ahorro. Consúltanos y define un plan de acción de acuerdo con tus objetivos. Encontrarás que juntar el capital que requieres es más fácil de lo que imaginas.

Prevento Agente de Seguros S.A. de C.V.