Menú Cerrar

¡Regresa a clases con calidad!

¡Regresa a clases con calidad!

Como cada año, quienes somos padres de hijos en etapa escolar nos sumimos en los preparativos para el regreso a clases: la compra de libros, uniformes; etiquetado, forrado, entrega de útiles en la escuela, etc.

Nos afanamos tanto en esta tarea, que perdemos de vista aspectos muy importantes para los niños: cada vuelta a la escuela es una ocasión de emoción para ellos, se entusiasman con la idea de tener nuevos compañeros, de reencontrarse con sus amigos, estrenar uniformes y útiles, y por supuesto conocer a sus maestros.

Sin embargo, para algunos pequeños el año escolar que inicia también trae consigo una dosis de ansiedad: se cuestionan si será un año difícil, si tendrán nuevos amigos, cómo será su maestro, o incluso puede que estén enfrentando un cambio de escuela.

Por todo lo anterior, es importante tomarse las cosas con calma y disfrutar de los últimos días de vacaciones realizando actividades en familia. Además, se debe preparar el regreso a clases de manera paulatina, de modo que éste sea agradable para todos.

Los siguientes tips ayudarán a padres e hijos a disfrutar de las actividades escolares en familia, a fin de que tengan un excelente ciclo escolar:

  1. Los padres tienen gran influencia sobre los niños, por ello es importante transmitirles pensamientos positivos y optimistas sobre el regreso a clases.
    Si el mensaje que enviamos como figuras paternas y maternas es que también estamos emocionados por el comienzo de un nuevo ciclo escolar y de que estamos seguros de que lo disfrutarán y aprenderán muchas cosas nuevas, los chicos lo percibirán como un mensaje optimista y así se sentirán ellos. 
  2. Establecer rutinas sustentables en casa.
    Los niños se adaptan rápidamente a las rutinas si como padres somos constantes en ellas, además les proporcionan confianza y seguridad. Es necesario definir hábitos para la hora del baño, de dormir, levantarse y tomar los alimentos.
    También es importante hacer la tarea a la misma hora y en el mismo lugar. Comer y cenar en familia ayuda a tener mayor comunicación entre todos y, por último, dejar el uniforme y mochila preparados para el día siguiente para propiciar el orden y la puntualidad. 
  3. Mandarlos a la escuela descansados.
    Es importante que los niños descansen adecuadamente durante la noche. Una buena alimentación y las horas suficientes de sueño son aspectos básicos para que estén con energía y ánimo de aprender. Además de evitar la televisión, computadora o celular antes de dormir. 
  4. Evitar la tentación de considerar la escuela como una competencia de calificaciones.
    Suficiente tenemos con una cultura plagada por el espíritu competitivo en muchas áreas de nuestra vida: los deportes, la moda, el estilo, talentos, riqueza, etc. Evitemos que los niños se vuelvan hiper-competitivos, más bien hay que lograr que se centren en hacer su mejor esfuerzo, potenciar sus talentos y sobre todo que no se comparen ni los comparemos con los demás. Cada niño es único e irrepetible. 
  5. La tarea es un contrato entre el maestro y el alumno, no entre el maestro y el padre.
    Los niños necesitan aprender a enfrentar sus propias responsabilidades y la tarea es una de ellas. Los padres debemos transmitirles que los consideramos completamente capaces de cumplir con sus deberes, claro, sin dejar de estar atentos a sus actividades escolares. 
  6. Establecer reglas familiares para el uso de la televisión, computadora o iPad y videojuegos.
    Debe haber un momento para el uso de estos dispositivos, sin embargo, por ningún motivo se debe olvidar que las relaciones interpersonales se establecen con seres humanos y que es el hogar donde esas relaciones y las habilidades para la vida diaria se construyen y se desarrollan. 
  7. Optimizar el tiempo durante los trayectos al ir y regresar de la escuela para reforzar la relación padre-hijo.
    Utilizar el recorrido para incentivar la comunicación, evitar el uso del teléfono celular y dejar que los niños nos cuenten su experiencia del día. Algunas preguntas que se pueden realizar son: ¿aprendiste alguna palabra nueva?, ¿qué fue lo que más te hizo reír?, ¿qué fue lo que más te gustó?
    Éstas son suficientes para iniciar un diálogo y compartir lo positivo del día. Piensen en el mensaje que mandamos a nuestros hijos cuando prestemos atención a otras cuestiones durante el trayecto, y el que les damos cuando guardamos el celular y nos enfocamos en lo que nos platican. 
  8. Evitar la tentación de sobre-saturar a sus hijos con actividades “after school”.
    Algunas mamás se han convertido en “choferes” de sus hijos llevándolos de una clase a otra por las tardes. La clave es el balance, un deporte dos veces a la semana y una hora para aprender un instrumento musical es suficiente. Los niños necesitan menos actividades por las tardes y más tiempo de juego y convivencia con papá y mamá. 
  9. Fijar metas junto con los hijos.
    Hablar con cada uno sobre las cosas que le gustaría lograr en este año escolar como puede ser: participar en el equipo de futbol, hacer muchos amigos o entender las matemáticas. Es un plan individual y deben escribirlo poniendo acciones pequeñas con el fin de lograr cada meta.

Por último, debemos cuidarnos como padres, pues no somos de gran ayuda si no nos procuramos: física, mental, emocional, social, familiar y espiritualmente. Es una prioridad por nuestro bien y el de nuestros hijos.

¡En Prevento queremos desearte un feliz regreso a clases!

Prevento Agente de Seguros S.A. de C.V.

Recuperado de:

https://discoveryedumx.wordpress.com/2016/08/16/10-tips-para-el-regreso-a-clases/
10 Tips para el regreso a clases. (2016). discoveryedumx. Blog Discovery School