Menú Cerrar

¿Home Office? Prueba estos tips

¿Home Office? Prueba estos tips

La crisis sanitaria por el Covid-19 y el debido distanciamiento social, han forzado a que cientos de empresas y empleados reinventen sus métodos de trabajo y así lograr que se cumplan los objetivos y metas laborales, al mismo tiempo que se cuida la salud de los colaboradores.

Con seguridad, muchos nos hemos preguntado qué cosa hubiera pasado de suceder esto 25 o 30 años atrás, a lo que no es ningún secreto que los avances tecnológicos constituyen el apoyo fundamental que ha permitido que las cosas, aunque de diferente forma, sigan tomando curso.

El Home Office, es uno de los principales ejemplos de adaptación al cambio, que, si bien algunas empresas comenzaban a experimentar con ello, de pronto casi la totalidad de ellas se vio forzada a vivirlo, con las pruebas de ensayo y error, y los ajustes naturales que se tendrán que ir experimentando.

Aunque ya son prácticamente cinco meses los que llevamos trabajando bajo este esquema, no está de más compartir contigo estas sugerencias que esperamos te sean de utilidad.

Disciplina y hábitos. El trabajo desde casa permite mayores libertades que el presencial en una empresa, por lo que se recomienda que se lleve a cabo con los mismos hábitos con los que se hace en la oficina. Por ejemplo, por muy cómodo que parezca trabajar en pijama, lo ideal es arreglarse; tal vez no con corbatas o accesorios diversos pero sí tomar un baño y vestirse adecuadamente.

Espacio propio. Esto depende de las dimensiones de la vivienda de cada colaborador; sin embargo, es importante contar con un espacio propio cómodo y privado para trabajar. Hay que tomar en cuenta que en este lugar se pasarán varias horas por lo que debe estar bien adaptado para poder concentrarse y evitar distracciones que repercutan en la labor diaria.

Horarios estables. Al trabajar desde casa es crucial fijar una hora de inicio -para poder planificar las tareas diarias- y una hora de término; así se evita incurrir en muchas más horas dedicadas al trabajo o, viceversa, restar horas laborales. Organiza tu actividad laboral diaria y pregunta a tu jefe directo si han cambiado tus tareas prioritarias para que se coordinen y te enfoques siempre en lo más importante.

Franja horaria. Cada persona debe evaluar el mejor momento para iniciar la actividad laboral desde casa, aunque a veces también depende de factores externos como las diferencias horarias con empresas o personas con las que se trabaja.

Mantenerse conectado. A pesar de sus múltiples ventajas, el Home Office puede generar la sensación de soledad y desconexión -incluyendo a las propias personas con las que se trabaja-, por lo que mantener comunicación entre colaboradores es muy importante, así, además, se pueden generar nuevas ideas y proyectos. Sé asertivo en la forma en la que te comunicas con tu equipo, tus clientes y/o proveedores. Define qué es mejor, si establecer contacto por chat, correo electrónico, llamada o video llamada.

Garantiza tu disponibilidad dentro de tu horario laboral y separa tus actividades personales de las laborales. Si vives con algún familiar u otra persona que pueda estar presente en tu domicilio al mismo tiempo que tú, establece un acuerdo con ellos en los que hagas mención del respeto de tus horarios y espacios para que no afectes tus relaciones, ni tu desempeño.

Tiempos libres. El trabajo vía remota puede ser muy absorbente porque muchas veces se entiende como disponibilidad permanente; por ello, es necesario tomarse descansos a lo largo de la jornada, sal a caminar por algunos minutos o practica algunas sentadillas cada cierto tiempo, por ejemplo, cada dos horas. También es sano desconectarse totalmente del trabajo en los días establecidos para, de este modo, dedicar tiempo a otras actividades como las familiares.

Análisis de la actividad. Finalmente, es necesaria la evaluación de resultados de forma periódica (semanales, mensuales o trimestrales), para detectar las áreas de oportunidad y, del mismo modo, los logros alcanzados.

En Prevento, el bienestar de nuestros clientes y colaboradores es lo más importante. Esta emergencia que vivimos mundialmente, y que ha golpeado fuertemente diversos sectores, también ha permitido que en muchos aspectos nos re-inventemos a nosotros mismos para salir adelante. ¡Sigamos en la misma línea! Practicando la fortaleza y adaptación al cambio es como lograremos enfrentar los retos que se presenten día con día.

Prevento Agente de Seguros S.A. de C.V.

Recuperado de:

randstad

Implementar y hacer home office ante el COVID-19. (2020). Ranstad blog

El asegurador

Siete claves para hacer home office con éxito. (2020). Martínez, A. L. El Asegurador Blog.