Menu

Ventajas seguro de vida

Ventajas seguro de vida

Como parte de una familia, seas hijo, esposo, padre o hermano siempre queremos lo mejor para las personas que nos importan, de ahí que los seguros de vida sean de gran ayuda, sobre todo al momento de pensar en dejar protegidos a nuestros seres queridos.

Lo cierto es que la vida no se detiene y por muy doloroso que sea, al perder a un ser querido los pagos de tarjetas, hipotecas o cualquier otro gasto que se estuviera costeando por nuestro familiar, sigue su camino, un seguro de vida ayuda a enfrentar los gastos inesperados que surgen de esta situación, así podremos vivir el trance del momento sin preocuparnos por la posible acumulación de estos gastos.

Los roles que adoptamos en la familia, las actividades que hacemos en nuestro día a día también se ven afectadas por la pérdida de alguien, ya sea que su posición permitía que la casa estuviera en orden o sin necesidad de contratar a alguien de plomería o electricidad, ahora con la ausencia de nuestro ser querido podría verse afectada la actividad, ya que en muchas ocasiones los gastos se incrementan al tener que contratarse los servicios que antes realizaba. Con el dinero del seguro es posible absorber estos gastos en lo que se reacomodan los roles y las actividades en el hogar.

Lo mismo pasa con la dinámica financiera, si la persona que ha partido se encargaba de contribuir en mayor o menor medida en los gastos, pagos y compromisos (hipotecas, préstamos, créditos) del hogar, al momento de fallecer, el flujo de estos recursos se detiene, siendo complejo para la pareja o los deudos en general el subsanarlo.

Como lo comentamos, los gastos desafortunadamente no se detienen, los pagos tienen que realizarse, y si bien los comercios e instituciones financieras procuran hoy en día que sus productos estén protegidos ante el fallecimiento del titular de la cuenta, no contemplan que en ocasiones la deuda no la paga el titular sino otra persona. En estos casos el seguro ayuda a afrontar estos gastos en lo que la economía familiar vuelve a equilibrarse.

Además del impacto emocional que la pérdida de un ser querido genera, tenemos también el gasto de un fallecimiento, se dice que hoy día incluso morirse sale caro, pues hay que considerar que existen gastos necesarios y que muchas veces sólo pueden pagarse en efectivo.

Si el deceso ocurre de forma sorpresiva y peor aún en día inhábil, conseguir el dinero podría ser un gran problema sumado a la pena que uno carga. Por ello, muchos seguros incluyen prima para gastos de defunción, y algunos más contemplan el uso de los servicios funerarios sin requerir pagar en el momento por ellos ya que los cubre directamente la aseguradora.

Lo más importante de todo lo que hemos mencionado es saber que tus seres queridos no quedarán desamparados. Si tú o tu ser querido ha trabajado para brindarles lo mejor, lo que menos se quiere es ser una carga, por el contrario soñamos con poder brindarles las mejores comodidades y esto se suma a, que el día que faltes tú o tu familiar, no afecte más de lo debido a su bienestar.

Un seguro de vida es garantía de que los recursos seguirán fluyendo aunque nosotros ya no tengamos la oportunidad de generarlos.

No es necesario contratar un seguro millonario, pues con uno que cubra 3 años es suficiente para que los deudos retomen su vida logrando salir adelante, considera también que si lo que deseas es asegurar el estudio de tus hijos, es mejor un seguro de estudios así si sobrevives los años escolares de tus hijos, todo el dinero que pagaste no se pierde. Si lo que deseas es tu propio capital opta por un Fondo de Inversión para formar tu propio capital. Existen opciones para todas las necesidades.