Menu

10 secretos para evitar la quiebra de tu empresa

10 secretos para evitar la quiebra de tu empresa

Ten paciencia, identifica las señales y consulta a los especialistas que te ayudarán a identificar tus puntos débiles y a garantizar que esto no te pase.

La crisis marcó un cambio para pequeñas y medianas empresas principalmente, que se enfrentaron a dificultades imprevistas y que en muchos casos, las ha llevado a la quiebra debido a la dificultad de saldar deudas o la falta de pago por parte de deudores, que si bien se debe lograr que devuelvan el capital prestado, mientras eso sucede hay más estrategias para identificar el riesgo de quiebra y evitarla:

1. Actúa cuanto antes. Ante pérdidas, falta de liquidez o disminución de clientes, descubre cuanto antes el origen de estas dificultades e intentar resolverlas, pues restarles importancia sólo las hará más grandes con el tiempo.

2. Procura llevar un balance trimestral completo de la situación de la empresa. Podrás tener presente su solvencia, ingresos, gastos y flujo de caja, además de las deudas por pagar o cobrar.

3. Admite que entre maquinaria, infraestructura, locales o equipo, hay mucho material que no ayuda al crecimiento de la empresa. Una vez que ubicas estas fugas y trabajas por deshacerte de ellas, ahorras dinero que te ayudará en la crisis.

4. Escucha. Déjate asesorar, asiste a cursos, congresos o reuniones sobre negocios y emprendimientos. Escucha a tus empleados, conocen mejor que nadie el negocio, al cliente y el producto y te ayudarán a descubrir qué es lo que hace falta mejorar.

5. ActualízateEstudia al cliente actual, qué quiere, cuánto está dispuesto a pagar, qué no necesita y elabora una nueva estrategia de negocio. A veces cambios pequeños como nuevos clientes, utilizar redes sociales o renovar el establecimiento, dan un nuevo aire al negocio.

6. Apuesta por el Home Office. Dar a los empleados la oportunidad de ir a la oficina sólo un par de días y trabajar desde casa el resto no sólo aumenta la productividad, ahorras electricidad, calefacción, transporte e incluso renta, pues podrías mudarte a un establecimiento más pequeño.

7. Renace con ofertas. Disminuir el costo de tus productos sin disminuir su calidad te ayudará a mantenerte, aumentar ventas y generar puestos de trabajo.

8. Cuentas claras, amistades largas. Sé responsable con tus deudas y no te escondas de tus acreedores. Establece prioridades y plazos para pagar, así evitarás que la falta de recursos acabe tu negocio.

9. Aunque usted no lo crea. No necesitas endeudarte muchísimo para crecer, tu propio capital te puede ayudar. 

10. Controlar las cuentas es importante. Cumplir puntualmente con el pago de impuestos no es el único aspecto contable que debes cuidar. Haz un balance mensual y aprovecharlo para saber cómo marchan las cuentas y hacer un balance entre tesorería y los flujos de caja.

Deja saber al mundo que has cambiado, a través de redes sociales o acciones de marketing y publicidad, tu público puede conocer tus novedades, promociones, nuevos productos, etc. Aprende a ahorrar, manejar tus finanzas e invertir en lo necesario.

Como PYME, uno de los mayores retos que vas a enfrentar es llegar a tus metas de resultados al final de tus años fiscales durante los primeros cinco años después de iniciar operaciones, es por esto que tantas empresas se declaran en quiebra antes de cumplir este periodo. Ten paciencia, identifica las señales y consulta a los especialistas que te ayudarán a identificar tus puntos débiles y a garantizar que esto no te pase.