Menu

Elimina gastos hormiga y ahorra para comprar tu casa

Elimina gastos hormiga y ahorra para comprar tu casa

¿Sabías que en México una persona puede desembolsar hasta 8,100 pesos al mes en gastos hormiga?

De acuerdo con el portal inmobiliario Propiedades.com esto es posible debido a consumos y compras que la mayoría de las veces no se tienen presupuestados por ser “menores”, pero que si los tomáramos en cuenta, descubriríamos que pueden afectar nuestro presupuesto.

El uso de taxis, aseo de zapatos en la calle, compra de periódicos, revistas, golosinas, bebidas o alimentos, incluso hábitos como el tabaquismo; son prácticas que en ocasiones podemos evitar y destinar esos recursos a incrementar el ahorro para adquirir una vivienda.

Leonardo González, analista de Propiedades.com, expone que cuando existe el objetivo de la compra de una casa, es muy importante hacer un presupuesto de ingresos, de manera que se logren las metas de inversión, ahorro y consumo vital de la persona.

La adquisición de una casa es un proyecto a largo plazo y por lo mismo se requiere hacer un esfuerzo de ahorro sistemático, paradójicamente los gastos hormiga, a la larga, pueden representar una buena parte del enganche o los costos iniciales de una hipoteca.

Un dato relevante que arroja la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares 2016, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI); los mexicanos emplean alrededor de 35.2% del total del gasto corriente en alimentos, bebidas y tabaco, porcentaje del cual 21.9% es para alimentos y bebidas consumidas fuera del hogar.

¿Cómo ahorrar para comprar casa?

Antes de adquirir tal compromiso, lo primero que debes hacer es analizar tus finanzas y determinar si son sanas, es decir, que no tengas grandes deudas y sí una buena capacidad de ahorro. Esto determinará qué necesitas para hacer frente a una hipoteca los siguientes 15 o 20 años.

Para conocer esto, arma un presupuesto mensual que te permita conocer cuánto dispones para el pago de una casa.

Pon en papel cuánto ganas. Suma tus ingresos netos (lo que recibes después de pagar impuestos). Considera en este renglón tu pago de nómina e ingresos complementarios.

Calcula tu capital disponible sobre el dinero que recibes. El banco te presta sobre tus ingresos brutos (antes de impuestos). Sin embargo, pagarás el préstamo con lo que realmente llega a tu bolsillo.

Estima tus gastos de transporte, comida, colegiaturas, tarjeta de crédito, entretenimiento, seguros, gastos extras y ahorro mensual. Es importante destinar al menos el 10% de tu ingreso mensual para ahorrar, es por ello que lo debes contemplar en tu tabla de pagos mensuales.

Después de saber con cuánto dinero dispones mensualmente, un segundo tema importante es determinar el porcentaje ideal para la compra de tu casa. Lo adecuado es el 20% sobre el ingreso neto mensual. Los expertos sugieren no pasar del 25%, pues así tendrás dinero disponible para algún imprevisto.

La regla de oro es que te comprometas más de lo que tus ingresos y gastos te permiten. El momento para obtener un crédito es cuando tus ingresos te posibiliten pagar cómodamente tus mensualidades.

Si estás a punto de comprar una casa o departamento, sigue estas recomendaciones que te pueden ayudar a concretar con éxito tus planes.

Te invitamos a hacer un análisis de cuáles son aquellos gastos que afectan tu presupuesto y cómo puedes evitarlos o reducirlos. Tu bolsillo lo agradecerá.

¡Acércate a nosotros!, somos expertos en prevención y ahorro.

Seguro para casa habitación
Ahorro e inversión

Prevento Agente de Seguros S.A. de C.V.

Fuentes consultadas:
El Economista
Metros Cúbicos