Menu

Próximos al Buen Fin: no todo lo que brilla es oro

Próximos al Buen Fin: no todo lo que brilla es oro

Del 18 al 21 de noviembre se llevará a cabo en México el “Buen Fin” en su sexta edición, esto como resultado de un esfuerzo del Gobierno de la República y la Iniciativa Privada para reactivar el comercio, beneficiando a los consumidores con promociones en productos y servicios.

Su origen: el Viernes Negro

El “Buen Fin” tiene como inspiración el “Viernes Negro”, cuyo origen se remonta alrededor de 1961 en la ciudad de Filadelfia, una de las más pobladas de los Estados Unidos, en donde los oficiales de policía encargados de la regulación de tráfico utilizaban el término para describir el denso tránsito de vehículos y gente que saturaba las calles al día siguiente de Acción de Gracias. Con el tiempo se popularizó este término, extendiéndose hacia 1975 al resto de los estados.

Posteriormente surgió una explicación alternativa, refiriéndose con el término “negro” al balance de cuentas de los comercios, que pasan de “números rojos” a “negros” gracias al superávit generado por las grandes ventas llevadas a cabo ese día.

Aunque el “viernes negro” no es oficialmente un día festivo, muchos empresarios lo ven de esta manera junto con el Día de Acción de Gracias, dándoles el día libre a sus empleados, incrementando así el número de compradores potenciales.

Actualmente en los Estados Unidos marca el inicio de la temporada de compras navideñas y se ha convertido en el día de mayor movimiento comercial de todo el año desde el 2005.

El Buen Fin en México

En México se ha buscado reactivar la economía del país replicando en parte este modelo que promueve también ofrecer a los consumidores atractivas promociones en productos y servicios, además de anticipar las compras navideñas. Sin embargo, es importante como consumidores evitar caer en el “arrebato” por las compras y hacerlo de manera inteligente, planeada y con conciencia.

Tips de los expertos para lograrlo:

  • Armar un plan de compras: qué es en verdad necesario y mantenerse dentro del presupuesto.
  • Evitar dejarse llevar y adquirir productos sólo porque están en oferta: SI NO LO NECESITAS, NO ES OFERTA.
  • Comprar de manera informada: comparar y decidir por precio, calidad, beneficios y servicio.
  • Posiblemente habrá promociones de Meses sin Intereses hasta para pagar la despensa: si se adquiere una deuda, ésta debe durar menos del tiempo que servirá el bien que se adquiera.
  • Hay diferencia entre “Meses sin intereses” y “Pagos fijos”. Estos últimos difieren tu deuda a pagar en cierto tiempo con un pago fijo y considerando un interés.
  • Conocer la capacidad de endeudamiento personal: resta a tu ingreso tus gastos fijos y variables, lo que quede se puede comprometer en una deuda. El consejo de los expertos es no destinar más del 30% del ingreso a deudas.
  • En artículos tecnológicos comparar el procesador, la definición de la pantalla, la memoria RAM y la capacidad de almacenamiento.
  • Valorar si es más conveniente pagar el productor al contado que a crédito.
  • Considerar que en las ofertas suele no haber cambios.

Si son compras en línea:

  • Usar la misma tarjeta (débito o crédito) para todas las compras.
  • Verificar que las páginas donde se realice la compra inicien con “https://”, ello indica que es más segura.
  • No acceder a ligas de sitios de comercio electrónico que te lleguen vía mail.
  • Cambiar la configuración del equipo que se usará para comprar en línea para que los programas antivirus funcionen en el mayor nivel de seguridad.
  • Evitar comprar desde una conexión Wi-Fi pública o Café Internet.
  • Cambiar contraseñas antes y después del Buen Fin.

Te invitamos a hacer un análisis y por lo tanto dar un buen uso a tus recursos… si decides aprovechar en compras este fin de semana, ¡haz que en realidad represente un ahorro y apoyo a tu economía!

Prevento Agente de Seguros S.A. de C.V.