Menú Cerrar

Riesgos que enfrenta una empresa

Riesgos que enfrenta una empresa

Cada día y sin importar el sector al que pertenezca, toda empresa se enfrenta a múltiples riesgos que pueden afectar sus operaciones, productos e imagen ante empleados y clientes. Es importante contar con un área de Administración de Riesgos que en conjunto con el seguro empresarial, se haga cargo de las estrategias a aplicar en caso de crisis. Esto ayudará a reducir las pérdidas.

El primer paso es identificar los factores vulnerables. Esto en parte es responsabilidad de la aseguradora, que es la primera en evaluar qué tan expuesto se encuentra el negocio y emite recomendaciones.

Los aspectos que se toman en cuenta para determinar los riesgos son:

El país en el que el negocio se encuentra
El sector en el que opera
Relación con el sector público

Estos pueden ser constantes o intermitentes, internos, externos e inherentes a cualquier tipo de organización, como:

· Los competitivos normales de precio, servicio, calidad, etc., que propician que se fortalezcan los esfuerzos, sin perder la naturaleza de riesgo
· Falta de liquidez debido a activos improductivos, malas inversiones, etc.
· De crédito por altas tasas de interés, desconfianza y corrupción
· Auditoría por falta de profesionalismo
· De recurso humano, exponiéndose al fraude y/o al contrato de personal poco eficiente o sin preparación
· De procedimiento por una mala ejecución de las labores

No podemos olvidar el riesgo de pérdidas a causa de incendio, accidente o inundación, así como el del daño a los materiales o maquinaria; riesgos de desastres naturales, daños por contaminación, por procesos ineficientes, fraudes, robos, etc.

También existe el riesgo de un mal manejo que afecte los procesos y recursos, y que puede afectar incluso la reputación de la empresa dañando la demanda y la productividad.

Los anteriores son sólo algunos de los muchos tipos de riesgo que las empresas sufren a diario y que es recomendable mantener presentes para evitar daños graves y consecuencias a largo plazo.

Lo más recomendable es buscar la asesoría de un especialista en seguros y contratar los productos que mejor protejan a la empresa.

Te invitamos a contactar a un Asesor Prevento, aprender sobre los riesgos a los que está expuesta tu empresa y empezar a protegerla hoy mismo.