Menu

¿Por qué es importante la organización empresarial?

¿Por qué es importante la organización empresarial?

La organización dentro de una empresa requiere trabajo constante de todas las partes que participan en ella, tanto directivos como empleados. Es un proceso esencial, en el que se da el enlace con la administración y se señalan las funciones y actividades que corresponden a cada puesto.

Cuando se establecen correctamente las líneas de comunicación entre los departamentos es más sencillo identificar las necesidades de la empresa y moverse en la dirección correcta para alcanzar los objetivos, incrementando la productividad y disminuyendo los esfuerzos.

Una buena organización suministra los métodos para que las actividades se desempeñen correctamente, evita la lentitud, reduce costos y duplicidad de esfuerzos al delimitar funciones y responsabilidades, y ayuda a utilizar mejor los medios y recursos. Es indispensable ser conscientes de lo que implica cada puesto y si no causa gastos innecesarios.

¿Y cuáles son la consecuencias inmediatas de una mala organización empresarial?

Mala comunicación. Con muchos niveles de administración, los mensajes se confunden mientras pasan de capa a capa, llevando a errores, confusiones, accidentes o a una atención deficiente al cliente. Provocando quejas en el mejor de los casos y pérdida de negocios o demandas.

No se fomenta el trabajo en equipo, afectando la cooperación entre departamentos y provocando un ambiente poco saludable que dañará el bienestar de los empleados y como consecuencia terminará por provocar gastos a la empresa, además de que se corre el riesgo de robos, fraudes y pérdida del control o de personal clave.

Peter Drucker* señaló que el 60% de los problemas dentro de algún negocio se deben al déficit en la comunicación. Una empresa nace a través de la comunicación y cuando ésta falta se afecta de forma interna. En promedio, un 70% de las empresas nuevas, fracasan en los primeros 5 años y uno de los motivos más comunes es una organización deficiente.

Lo preocupante es que aproximadamente sólo el 5% de las PyME’s están aseguradas, mientras que el resto están expuestas ante cualquier mala operación, poniendo en riesgo la inversión y el patrimonio del negocio. Esto a pesar de que existen coberturas integrales que podrían respaldarlas ante los riesgos que puedan ocasionar la pérdida de activos, errores profesionales u otros factores.

El principal responsable de la comunicación es el líder de la compañía, quien debe tener presente que en conjunto, una buena organización que transmita los mensajes de manera directa y el seguro adecuado para la empresa, son elementos clave para que el éxito y permanencia de su organización.

*Abogado y tratadista austriaco considerado el mayor filósofo de la administración en el siglo XX.