Menu

Maniobra de Heimlich, aprende a hacerla

Maniobra de Heimlich, aprende a hacerla

Esta maniobra consiste en compresiones abdominales. Se recomienda usarla en caso de atragantamiento y será de mucha utilidad en caso de emergencia.

La maniobra de Heimlich es una técnica simple que es utilizada para extraer objetos que obstruyen las vías respiratorias y provocan ahogo en una persona, mediante el aumento de la presión en el abdomen.

Esta técnica que a continuación te describimos puede ser tu aliada para salvar una vida, para perfeccionarla puedes acudir a algún curso de primeros auxilios y en caso de necesitar emplearla no olvides también pedir apoyo a Emergencias.

prod_1200_INT_maniobra_heimlich_01

  1. Identifica si hay algo que no puede ser tragado y provoca ahogo.

Las señales a identificar son:

  • No puede hablar
  • Hay respiración ruidosa
  • Incapacidad para toser eficientemente
  • Color azul, morado o gris en los labios y bajo las uñas, la cara está grisácea, debido a la falta de oxígeno
  • Se aprieta la garganta con las dos manos (el gesto universal de ahogo)
  • Pérdida de la conciencia

Mantén a la víctima de pie. También puedes colocarla sentada  si es demasiado pesada o si por algún motivo no se puede sostener, solamente asegúrate de tener espacio suficiente para realizar los pasos para conseguir con éxito la maniobra.

  1. Para hacer la maniobra de Heimlich de una manera eficiente, tienes que rodear con tus brazos la cintura de la persona. Coloca un puño cerrado arriba del ombligo y sujétalo con la otra mano. Tira del puño apretado con un movimiento directo hacia atrás para así provocar presión y hacia arriba bajo la caja torácica de cinco a ocho veces rápidamente. En caso de haber obesidad o embarazo en su última etapa, aplica compresiones en el pecho y con menos fuerza.
  1. Continúa pero haciendo ciertas interrupciones para no lastimar a la otra persona hasta que la obstrucción sea liberada o hasta que llegue el apoyo médico con los conocimientos necesarios para actuar. De cualquier forma, un doctor debe examinar a la persona lo antes posible después de lo ocurrido.

prod_1200_INT_maniobra_heimlich_02

Si eres tú quien sufre de atragantamiento y te encuentras solo también puedes actuar. Empuja tu abdomen contra el respaldo de una silla o contra una mesa y haz compresiones debajo de la caja torácica repetidas precavidamente, esto podría salvarte la vida.

Si bien la maniobra de Heimlich es simple y efectiva, puede llegar a ser dolorosa e incluso causar lesiones. Utilízala solamente en emergencias reales, cuando estés seguro de que la otra persona se está asfixiando realmente, ya se han intentado métodos más simples y no hay otra manera de quitar esa obstrucción.