Menu

¿Cómo prevenir un contratiempo monetario?

¿Cómo prevenir un contratiempo monetario?

Debemos de estar preparados para cualquier situación, por eso te damos algunos tips para estar listo económicamente en caso de alguna emergencia.

“Excava el pozo antes de que tengas sed”
Proverbio Chino

Los contratiempos monetarios se nos presentan muchas veces, y a pesar de esto rara vez estamos preparados para enfrentarlos, por eso a continuación te damos un listado de medidas que puedes tomar para estar siempre listo.

Si tienes deudas, págalas lo antes posible:
Si cuentas con deudas atrasadas lo más probable es que cada vez se vayan sumando más y más deudas, lo que resultará en que la administración de tu dinero sea mucho más difícil, por eso es mejor pagarlas a tiempo y así saber con cuánto dinero cuentas en realidad.

Ahorra un pequeño porcentaje de tus ganancias a la semana para emergencias:
Debes intentar suprimir ciertos gastos innecesarios, para de esa manera ahorrar aunque sea $100 a la semana e irlos poniendo en un fondo de emergencia, en caso de no juntar los $100, no te preocupes, cualquier aporte funcionara para nuestro banco de emergencias

Nunca gastes más de lo que tus ingresos te permiten:
Algunas veces nos preocupamos más por cumplir caprichos en lugar de necesidades, por eso es bueno pensar en cuánto gastas y en qué lo gastas, claro que de vez en cuando es bueno consentirnos y gastar algo de dinero en diversión, pero si lo hacemos un hábito podemos comenzar a gastar de más, lo que dañaría nuestro bolsillo y dejarnos muy vulnerables en caso de una emergencia.

Lleva algo de dinero extra para casos de emergencia:
Siempre es bueno cargar un poco de dinero extra en efectivo (que no esté contemplado para gastarse), para utilizarlo única y exclusivamente en caso de que surja alguna necesidad o emergencia, de esta manera estás preparado para cualquier contratiempo monetario que pudiera surgir.

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad y te ayuden a evitar problemas, intenta siempre pensar de forma preventiva y de ese modo tendrás menos percances, obtendrás ahorros mayores y sabrás diferenciar entre lujos y necesidades.